Una alternativa a la expansión sojera

Las cooperativas y asociaciones de pequeños y medianos productores agropecuarios pueden ser el camino a seguir para hacer frente al monocultivo de soja.

En las décadas de los años 20 y 30 se instala en Itapúa la empresa agrícola con la venida de migrantes japoneses y alemanes. Ya en los años 60, durante la dictadura de Alfredo Stroessner, se impulsa el Plan Trigo cuyo fracaso se hace notar a los pocos años.

Es desde la década de los años 60 y 70, con la expansión de la frontera agrícola hacia el este del país, que colonos brasileros ocupan tierras paraguayas. Esta situación se acentúa en la década de los 90, con la introducción de soja genéticamente modificada al país, que implica no solo el ingreso de colonos brasileros sino también el ingreso de un nuevo modelo de agricultura que ha condicionado, en gran medida, las políticas públicas para el sector.

La expansión de los monocultivos de soja genéticamente modificada es una realidad para los países del Cono Sur, logrando ubicar a Argentina, Brasil y Paraguay entre los mayores productores de soja del mundo, especializando las economías locales en exportación de granos. Si bien esta actividad genera divisas a los países involucrados, es importante tener en cuenta que, para realizar dichas labores agropecuarias se necesita acceder a grandes extensiones de territorio y financiación, por lo que los beneficios que genera son percibidos por un mínimo de la población, y que los territorios ocupados hoy día por dicho monocultivo estaban habitados, hasta hace pocos años, por personas que desarrollaban allí sus vidas y sus culturas.

La expansión de la soja presenta en nuestro país un matiz diferente que debe ser tenido en cuenta: el Paraguay es el país con más población rural de la región, el 43% de la población total. Es importante no perder de vista que de los 406.752 km2 de extensión con que cuenta el Paraguay, es en la Región Oriental que ocupa el 39% del territorio, donde habita el 97% de la población y que los mejores suelos para agricultura del país se encuentran en esta región, ocupada hoy por rubros de exportación. La instalación del paquete tecnológico tiene consecuencias también para la población urbana, ya que estudios científicos demuestran que las derivas de los herbicidas pueden abarcar varios kilómetros.
Algunos puntos que destacan con respecto a este modelo de producción adoptado en nuestro país son:

  • Cerca del 37% de los rubros de exportación del país depende de una multinacional: la Monsanto (proveedora de las semillas transgénicas y agrotóxicos).
  • Extensos territorios del país están en manos de propietarios extranjeros.
  • Ni productores ni consumidores locales tienen garantizado el alimento diario debido a que las políticas agropecuarias centran sus esfuerzos en rubros de exportación.
  • Las redes sociales y la identidad cultural se ven debilitadas con la migración de las familias.

Si bien el crecimiento económico de un país es muy importante, debe verse reflejado en el desarrollo del mismo, evidenciándose en un mayor bienestar de sus pobladores. Con este modelo, eso no sucede.

En contraste, se observa que los pequeños y medianos productores se caracterizan por el cultivo de una variedad de productos, destinados tanto al autoconsumo como a la comercialización, la tenencia de animales, la producción de derivados agrícolas y animales, y la producción artesanal o forestal, invierten poco capital y mucha mano de obra. Aunque la producción encarada por los pequeños y medianos propietarios beneficia a una población numéricamente superior. Las políticas públicas dirigidas al sector agropecuario se centran en los grandes propietarios y en la producción de rubros destinados a la exportación.

La cooperación agropecuaria frente a la expansión de la soja

Frente a esta situación de olvido histórico y discriminación que sufren paraguayos y paraguayas en su propio país se propone la conformación de cooperativas de pequeños y medianos productores agropecuarios a fin de organizar no solo la venta sino todo el proceso de producción.

Una correcta armonía entre lo económico y lo social supone que la empresa cooperativa debe lograr ser eficiente y competitiva tanto en el plano económico como en el plano social.

La cooperación agropecuaria es la unión de los asentados en una empresa para comprar herramientas, máquinas, animales e insumos como así también planificar la producción, lo cual permite producir para el mercado los productos propios para el tipo de suelo y clima, y la venta de manera conjunta[1]. La cooperación se constituye, entonces, en una opción de capitalización de los pequeños establecimientos agropecuarios que posibilitaría una mayor retención de la población rural.

Para que los pequeños y medianos productores agropecuarios puedan aumentar el volumen y el valor de la producción es necesario aumentar el capital constante, la productividad del trabajo y la especialización, como así también racionalizar la producción de acuerdo con los recursos naturales disponibles y hacer una adecuación tecnológica respetando los parámetros ambientales.

Evidentemente, esto implica un proceso sumamente largo y complicado. Principalmente porque nos han hecho creer en las últimas décadas que la única forma de crecer y destacar en la vida es aislándonos[2].

Muchos de quienes no creyeron en el individualismo y se unieron solidariamente, hoy están sembrados en la tierra y sus huesos son estrellas* que iluminan el trabajo de diversas organizaciones de pequeños y medianos productores que realizan un intenso trabajo por sobrevivir solidaria y dignamente en sus territorios.

Notas

[1] Cuando la venta de la producción no es encarada de manera comunitaria, ésta es realizada por cada productor en las ciudades o en la vía pública, lo cual afecta no solo la continuidad del trabajo en la chacra sino también la asistencia escolar de la población infantil que se ausenta de las clases para ayudar en las ventas.

[2] A esta filosofía de vida responde el modelo de asentamiento campesino propuesto desde el Estado, pequeños mundos individuales de 10 ó 20 has.

* Frase de «¿Dónde están?», Canción de Alberto Rodas

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.