Un millar de personas solicitan libertad de los huelguistas

Acaba de llegar al Hospital Militar la marcha por la libertad de los huelguistas de Curuguaty convocada por los religiosos. Alrededor de mil personas marcharon por el microcentro, desde la Catedral de Asunción.

Hace 53 días que Rubén Villalba, Felipe Benítez Balmori, Néstor Castro, Adalberto Castro y Arnaldo Quintana declararon la huelga de hambre por la liberación de los presos de Curuguaty y la recuperación de las tierras de Marina Cue por parte del Estado paraguayo. El Poder Judicial no se ha pronunciado en este tiempo con relación al pedido de esta gente, aunque mañana, en Salto del Guairá, el tribunal de ese distrito deberá definir si les da la prisión domiciliaria a los huelguistas como la solicitara la defensa.

La movilización, por Palma

La movilización, por Palma. Foto: Paulo López.

En la Catedral, los religiosos comenzaron con una oración invocando a los huelguistas y pidiendo justicia para esta gente que ingresara a un calvario desde la masacre de Curuguaty ocurrida el 15 de junio de 2012.

El pa’i Oliva (Franciso de Paula Oliva), jesuita, fue uno de los celebrantes del encuentro, junto con religiosos de la orden franciscana.

Acaba de tomar el micrófono Elida Benítez, madre de Néstor Castro y Adalberto Castro, dos de los huelguistas, implorando justicia para sus hijos. Esta señora cuenta con un hijo fallecido –con evidencias de ejecución- durante la masacre: Adolfo Castro.

La marcha coreaba durante su recorrido por la calle Palma “Libertad a los presos por luchar” y «Marina Cue, pueblo mba’e”.

De la Catedral, por Palma, llegaron al Hospital Militar, General Díaz entre Hernandarias y Don Bosco.

La tribuna de la vigilia por los huelguistas de Curuguaty

El peregrinaje. Foto: P.L.

huelga religiososUnas velas encendidas y el rostro ya afligido de los huelguistas en las fotos a la entrada misma del Hospital militar recibieron a los “peregrinantes”.

Esta semana se ha desatado una serie de medidas en relación con la huelga: desde la prisión domiciliaria solicitada por la defensa, el pedido de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que este organismo recomiende a la Corte paraguaya la suspensión del juicio oral prevista para el 26 de junio hasta tanto se resuelva el litigio de tierras entre Campos Morombi y el Estado Paraguayo. También cartas de obispos, juristas internacionales y organizaciones sociales nacionales e internacionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: P.L.

Foto: P.L.

 

Comentarios

Publicá tu comentario