Un Juicio Político que retrocede y un progresismo de “Excepción” que avanza

El fantasma del juicio político contra Fernando Lugo cada vez va alejándose mas de los pasillos del Congreso Nacional, pese al esfuerzo que realiza una facción de derecha con tinte fascista por convertirlo en realidad. Todo indica que este grupo político esta en decadencia.  La derecha, que hoy se debe promocionar en Paraguay, es una derecha que tenga un discurso mínimamente alineado hacia los derechos humanos, que muestre preocupación por los pobres, que luche contra la corrupción, que piense como generar empleo, y hasta en ocasiones que sea capaz de aliarse con ciertos sectores progresistas o de izquierda[i].

El fantasma del juicio político tiene su efecto, primero, desde los sectores conservadores hacia Lugo y su equipo, recordándoles en todo momento que la mayoría parlamentaria no esta en manos del Ejecutivo precisamente. Esto sirve para que el centrismo de Lugo tenga una mayor inclinación hacia la derecha. “Parece necesario comprender que la ofensiva de la derecha es consecuencia, en buena medida, de las políticas de esos gobiernos progresistas, de la continuidad y profundización del neoliberalismo, de su incapacidad para torcer el rumbo del modelo de acumulación vigente”.[ii] El otro efecto es desde Lugo sobre los sectores de izquierda y gran parte del movimiento popular que lo apoyan, que deben moderarse en sus reivindicaciones y hacer un intento por justificar los coqueteos del “compañero Presidente” con la derecha, dejando al olvido lo que al inicio se planteaba como un apoyo crítico para pasar a un apoyo casi incondicional. Así, pareciera que hay una resignación al mal menor.

Hay un segundo fantasma, al que tampoco se lo ve pero dicen que anda por los montes de la zona norte del país y que es muy funcional (exista o no) a los intereses de las clases dominantes. Recordemos que  el 20 de abril del 2008, Fernando Lugo ganaba las elecciones presidenciales en el Paraguay y protagonizaba un hecho histórico de colaboración con la democracia, porque derrotaba al Partido Colorado después de más de 60 años en el poder. Dos años después (24 de abril de 2010), el presidente de los paraguayos y paraguayas vuelve a protagonizar un hecho histórico pero esta vez en desfavor de la democracia, declarando el Estado de Excepción en cinco departamentos del país, promoviendo la militarización en estas zonas en la búsqueda de un grupo denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), acusado de robar, secuestrar, cometer actos de terrorismo (con bombas caseras), etc.

Es importante mencionar que gran parte de la zona militarizada por el Estado de Excepción es zona de producción de sojas y de inversión de capital extranjero. “La oleaginosa es el primer rubro de exportación y según declaraciones del empresario Blas Riquelme realizadas a la radioemisora Primero de Marzo, de Asunción, en 2009 se recaudaron 1.200 millones de dólares[iii], mientras que para este año se pronostica que el monto será fácilmente superado. En la zona también se encuentra el departamento más pobre del país, San Pedro; en éste y en otros –hoy en excepción- se concentran  importantes y combativas organizaciones campesinas que cuestionan fuertemente el modelo agroexportador hoy imperante en el país y en la región.

Todo apunta a que la captura y el desmantelamiento del EPP no será posible en estos 30 días de Excepción, pudiendo llevar esto: uno, a retomar con mayor fuerza el fantasma de juicio político. Dos, para que esto no ocurra, Lugo deberá prolongar el Estado de Excepción y/o, tres, se pasará directamente a la modificación de la Ley de Seguridad Pública[iv], para tener permanentemente a los militares en las calles calles, en los campos, en una supuesta lucha contra la inseguridad que significará un enorme retroceso en la construcción de participación democrática y de las luchas de los sectores populares.

A la militarización de la zona norte del país le acompañan otros elementos que son: el fuerte relacionamiento Uribe-Lugo, por lo que deduce que lo que estamos viviendo tiene que ver con una extensión del Plan Colombia hacia el Paraguay y por ende en la región. El mismo Fernando Lugo introdujo al Parlamento la propuesta de Ley Antiterrorista que ahora cuenta con media sanción aprobada por la Cámara de Senadores[v]. En el primer intento de aprobación de esta Ley en el año 2002, se produjo una gran protesta popular rechazando también la privatización de entes públicos y otras consignas más; movilización que logró su objetivo pero a un precio muy caro: la vida de Calixto Cabral, militante de las organizaciones campesinas que habían encabezado dichas movilizaciones.

Mientras tanto, los avances en reforma agraria no existen, miles de personas siguen comiendo de la basura, trabajando en ella día y noche; aumentan las muertes de niños por efectos de agrotóxicos[vi]; mientras tanto, todos los ministerios siguen aplicando políticas del Banco Mundial y encontramos una izquierda que cuida su relacionamiento con Lugo y se prepara para las elecciones municipales en noviembre de este año.



[i] http://carligonca.wordpress.com/2009/11/01/el-momento-actual-y-los-movimientos-sociales/

[ii] http://campus.clacso.edu.ar/conferences/FAV1-0000DF04/FOV1-0000F004/76377DFD-3B9ACA00

[iii] http://www.lavozarizona.com/spanish/business/articles/business_143701.html

[iv] http://www.ultimahora.com/notas/321590-L%C3%B3pez-Perito-plantea-modificar-la-Ley-de-Seguridad-si-no-atrapan-a-los-del-EPP

[v] http://www.ultimahora.com/notas/319736-El-Senado-aprueba-la-ley-antiterrorista

[vi] http://www.baseis.org.py/base/leermas.php?noticia=94

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.