Un extranjero impone su propia Ley en Mariscal López

Loannidis es la Ley en Laterza Cue, Caaguazú. Hizo poner un puesto de control donde se retiene y demora a todos los campesinos que deben cruzar por el lugar. “Ud puede pasar, pero el resto de su comitiva no” le dijeron al interino del Indert Juan Carlos Ramírez Montelbetti, quien iba acompañado de una comitiva de campesinos.

Silos de la empresa agrícola tras la cual estaría el Griego Loannidis. Foto: Marcos Ybañez.

Esto viola sus derechos constitucionales. El puesto de control está al mando del representante legal de la empresa Entre Ríos, quien da las órdenes a la policía de quienes deben o no circular por la ruta. Esta escandalosa instrumentación de la justicia a las órdenes de terratenientes lo pudo comprobar el propio presidente interino del Indert, Dr. Juan Carlos Ramírez Montalbetti, quien fue retenido en el puesto junto a su comitiva en el momento de desplazarse para una reunión con los campesinos de Laterza Cué este 18 de junio. “Ud puede pasar, pero el resto de su comitiva no”, le señalaron a Montalbetti. A lo cual respondió que “si no pasan todos los vehículos y personas que le acompañan él mismo no pasaría también”.

Ramirez Montalbetti, denunció el operativo ilegal en territorio paraguayo hecho bajo las órdenes de un extranjero con la complicidad de la justicia. Dijo “es indignante que tengamos que pedir permiso para cruzar por nuestro propio territorio y es una vergüenza que la justicia se preste a la violación de nuestra soberanía y los derechos humanos de los campesinos, que viven prisioneros”. Lo más grave es que en la comitiva estaba el Viceministro de Seguridad Blas Imas, lo cual muestra que más allá de los discursos hechos de defensa de la soberanía a nivel oficial, en realidad existe una absoluta degradación y obsecuencia a los dictados de los empresarios sojeros, que construyen un estado dentro del estado.

Si las propias autoridades del estado paraguayo son retenidas y controladas en un puesto de control irregular de la empresa Entre Ríos de Loannidis, constituye la muestra más palpable a las órdenes de quien está la justicia y los organismos de seguridad. Mientras el pueblo paraguayo, los campesinos, subsidian los sueldos de fiscales y policías ellos están al servicio de los empresarios. El presidente del Indert denunció que era la segunda vez que le impedían el paso en el campo, la primera vez fue en Madepar, indicó.

Desde el Brasil maneja sus intereses en Paraguay y plan para adueñarse de las tierras de los campesinos

Efectivos policiales custodiando sojales. Foto: Marcos Ybañez.

Loannidis, no vive en el Paraguay, ya que por problemas con la justicia paraguaya estaría residiendo en el Brasil. Desde ahí opera sus empresas y un plan para adueñarse de más tierras de sus vecinos los campesinos pobres, a quienes por las buenas o por las malas los expulsa de sus tierras. “Si no vendés te matan o te persiguen”, denuncian los campesinos, quienes temen que si no se la reforma agraria sigan las muertes.

Muerte de campesinos e indígenas en la impunidad

Los campesinos y los indígenas son los que más sufren de la presión que ejercen los grandes propietarios de extensos latifundios, ya que día a día buscan desplazarlos y adueñarse de todas las mejores tierras. “Dos indígenas ya habrían sido muertos en la zona presumiblemente por envenenamiento, pero hacen aparecer como muerte natural”.

La muerte de campesinos e indígenas parece que a nadie importa, no están en los titulares de los diarios, según el propio  obispo de Caaguazú Juan Bautista Gavilán, quien reclamó justicia y paz para las comunidades campesinas.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.