Un caso explícito «de vergonzosa influencia familiar» en la Corte

La condena del escritor Nelson Aguilera aparece como “un caso explícito de vergonzosa influencia familiar” en el Poder Judicial, según Cristino Bogado. Irina Ráfols sostiene que la condena a dos años y seis meses de prisión entraña un desconocimiento profundo de la matriz literaria común en Paraguay. Acá, la opinión de tres escritores.

Nelson Aguilera. Foto de Archivo de Ultima Hora.

Nelson Aguilera. Fuente: Archivo de Ultima Hora.

“¡Pobre, ñande rapichami jeyma ohova’era la preso ha nahániri los manguruyuses!”, lamenta el escritor Cristino Bogado. Nelson Aguilera fue condenado por la Cámara de Apelaciones, integrada por Gustavo Ocampo, Bibiana Benítez y Antonia López de Gómez,  por plagio, a dos años y seis meses de prisión. Según la sentencia, el escritor plagió con su obra «Karumbita la patriota» el libro «Un viaje fantástico, el túnel del tiempo» de María Eugenia Garay Zucolillo. María Eugenia Zucolillo es hermana del miembro de la Corte Suprema de Justicia, César Garay Zucolillo.

“Los filósofos nos dicen ya luego hace rato que las leyes fueron hechas para los pobres. Acá hay un caso explícito de vergonzosa influencia familiar”, remata Bogado.

Nos cuenta que generalmente surgen estos conflictos por copy en países donde  “el mercado del libro mueve dinero -qué se yo, cuando acusan de plagio al guionista de Gravity mba’e-, pero en nuestro medio no le veo el motivo mercantil, creo que solo queda pensar en una maldad pura y dura para perjudicar  a un colega”. El cree que, en suma, debería resolverse el caso sin caer en la pena carcelaria.  En el caso, dice, lo de los peritos contables es “grotesco, ¡ni siquiera hay plagio! El juzgado deshoyó los informes de conocidos literarios del medio ambiente. Estaba todo cocinado en síntesis”.

Para Bogado el caso entraña una cuestión de poder.  “¡Che la amandáva!…pero puede abrir el debate sobre la propiedad de la cultura. Si es común, comunista digamos, o es privada. Es decir, manejada como mercancía”.

Esperaba que triunfara el conocimiento”

Por su parte, la escritora Irina Rafolfs esperaba “en todo momento que triunfara el conocimiento y la justicia.

-Por qué creés que esto llegó a ese estadio. ¿Es influencia de la escritora en la justicia? ¿Qué es? ¿O sentís que detrás puede haber un interés en serio de discernir en torno de lo que es plagio, defender derecho autoral y estas cuestiones?

-No puedo decir con pruebas exactas porqué. Habría que cuidarse de las especulaciones; no sumarlas más al caso. Lo que es obvio es que cuando uno empieza a dejarse llevar por el deseo de ganar más que el deseo de comprender, las cosas pierden el control. Y después uno se queda comprometido por sus propias acciones.

-A ver,  explicanos un poco más

No tengo la creencia de que sea un plagio. Tengo el conocimiento académico de que no es. Hay una confusión todavía respecto a lo que es plagio o no. Ideas similares como dicen por todos los medios la parte acusatoria, no es plagio. O es silla o es mesa. Es similar o es idéntico. El plagio son textos idénticos. Todos, absolutamente todos, tenemos ideas similares, estructuras similares, resoluciones similares. ¿Por qué no se sabe algo tan simple y al alcance de cualquiera?

-¿A qué se debe este supuesto desconocimiento de una matriz literaria común?

Me imagino que es por falta de lectura. Porque nadie lee lo suficiente como para comprender que todos tenemos la misma matriz del pensamiento, y que además compartimos una cultura. Entonces, es lógico tener textos hermanados.

-Una condena carcelaria por plagio. ¿Cómo influye eso en el ánimo de la gente que crea?

Irina Ráfols

Irina Ráfols

Ya no se está perjudicando a Nelson Aguilera, se está atacando a todos los creadores, no solo en el campo de la literatura, sino de todas las expresiones artísticas. Si el caso falla a favor de la parte acusatoria, se sentará la jurisprudencia, de que cualquier persona que tenga ideas similares puede denunciar a otra, y además llevarla a la cárcel.

-Parece un absurdo….

Es un absurdo. La literatura paraguaya está llena de casos de textos hermanados. Muchísimos. Si no lo advirtieron todavía es porque no tienen el hábito de leerse entre sí. Mismo estilo de prosa, los mismos temas, la misma estructura, la misma definición. Los mismos errores, los mismos aciertos. Empiecen a leerse más y se van a dar cuenta… está al alcance de todos comprobarlo.

Delfina Acosta

La escritora Delfina Acosta tiene miedo de que tantos reveses judiciales terminen minando el ánimo de Nelson Aguilera. “El no cometió plagio alguno. En nuestro país no existe justicia. Yo me siento desilusionada con relación a la ratificación de la condena por presunto plagio. En nuestro país los trámites judiciales suelen ser, lastimosamente, carentes de todo sustento y muy largos”.

El escritor Nelson Aguilera denuncia que no le permitieron presentar pruebas ni testigos en el juicio oral. La mayoría de los escritores del país argumentan que no existe tal plagio, entre ellos el recientemente fallecido Rubén Bareiro Saguier, Estela Appleyard de Acuña, María Alicia Bareiro y Esther González Palacios.

Aguilera apelará ante la Corte Suprema de Justicia. Un miembro hermano de la demandante, César Garay Zucolillo, seguramente se inhibirá de atender el caso, pero…

Eugenia Garay Zucolillo.

Eugenia Garay Zucolillo. Fuente: Portal Guarani.

Portal Guarani nos cuenta que María Eugenia Garay Zucolillo «proviene de una familia de antigua raigambre colonial, con larga tradición de servicio y destaque intelectual»

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.