Un casino de élite para políticos y periodistas sería el origen de la deuda de Jorge Torres

Afirman que llevaba una vida que solo podía sostenerse con «fatos».

Ante la acumulación de las deudas impagas, el prestamista vendió las cuentas que hoy se dieron a conocer. El periodista está de permiso en Abc Color por sospechas de corrupción y estafa, hasta que aclare su situación.

El poker texas holdem es la principal modalidad. Foto: Linea de apuestas

Poker Texas, poder y mucho dinero. En la zona del barrio Carmelitas existe un casino al que solo accede gente de poder. Personajes que buscan un lugar tranquilo, para estar con gente de su estatus, que no quiere entrar en contacto con la masa. Un lugar donde no se apuestan monedas. Es lugar de encuentro de conocidos personajes del poder, políticos, periodistas, empresarios y dirigentes deportivos. Así lo afirma una fuente vinculada al mundo de los juegos de azar en Paraguay.

El periodista de la sección investigación de Abc Color Jorge Torres, también locutor de Radio Uno y conductor de un programa de televisión de Red Guaraní, se vio envuelto en un escándalo hace más de una semana por una misteriosa y millonaria deuda que le significó un “permiso” en el periódico por acusaciones de estafa y corrupción. Una de las versiones afirmaba que gran parte de la deuda provenía de juegos de azar, a los que el mismo sería aficionado. Para cubrir sus deudas supuestamente cobraba a particulares por sus investigaciones. Torres emitió varios cheques adelantados que servían de pagarés, una importante cantidad de los mismos se emitió con cuenta cancelada.

Los cheques

Jorge Torres era un habitué del casino de élite y gran parte de la millonaria cuenta proviene del mismo, afirma la fuente.

Algunos de los cheques que habrían sido vendidos por el Casino. Muchos fueron emitidos con cuenta cancelada, por lo que el periodista puede ser judicializado por estafa.

Los cheques presentados en las demandas que dieron a conocer el caso, eran utilizados como pagarés para “bicicletear las deudas que generaba el juego, para que no se le cierre la cuenta”. El propietario del casino es un conocido personaje del ambiente, y amigo, o ex amigo, del periodista, quien le facilitaba el crédito. Además de las cuentas de juego, actuaba de prestamista en algunas ocasiones. Desde el 2005 mantendría un vínculo con el mismo, año en que iniciaría la práctica de emitir cheques como pagarés para ir cubriendo luego, “a veces bicicleteaba un poco”, pero en estos últimos años se le fue de la mano, nos comenta.

La cuenta actual al casino sobrepasa los 200 millones. Incluso llegó a deber más de 5 veces esto, pero fue cancelando, “después ya se hizo ñembotavy”, asegura. Se fue retrasando en los pagos, y siempre rogaba para que no le sellen los cheques, “prometía el oro y el moro, ‘te voy a pagar chamigo… Esperamena, esperamena…’ ”. Esto, para que no se le cierre la cuenta bancaria, siguiendo acumulando intereses. Posteriormente se enteraron que ya el Banco le había cancelado, lo que puso más complicada la relación.

Apagar el incendio

En su último encuentro, el propietario del Casino le advertió al periodista que tendría que negociar dichos documentos, vender la cuenta, para poder recuperar su dinero. Ante esto, el periodista le habría respondido “hace lo que querés, me calienta un carajo”, lo que despertó la furia del primero. “El se portó como un hijo de puta conmigo. Él se enojo como si fuera que yo lo que estoy en falta con él. Él lo que es el que me debe la plata”. Nos relata la fuente.

El propietario también le realizó un préstamo de 50 millones de guaraníes para la obra de teatro Closer, proyecto realizado por Torres, con la condición de pagó luego del evento. También le realizó un préstamo de 10 millones para un departamento. “Se hizo toda la obra, y no pagó. Cobró todas las entradas, consiguió muchos auspiciantes, pero no pagó. Ni con lo que hizo en Ciudad del Este. Él con la publicidad ya cubrió todo el costo”.

Jorge Torres en su programa de televisión.Foto: Red Guaraní.

En uno de los encuentros que tuvieron para hablar de la deuda, Jorge Torres vino llegando con una nueva adquisición, un auto Mercedes Benz americano. El prestamista le dijo en dicha ocasión, “apagana Jorge el incendio y después compra”, a lo que respondió Torres sobre el vehículo, “un socio nomás me prestó”. Torres argumentó en los medios que solo el auto y la obra de teatro son el origen de sus deudas.

Deudas vendidas

Los incumplimientos en el pago de las deudas, y la falta de voluntad del deudor habrían sido los motivos que llevaron al adeudado a vender la cuenta de Torres. De esta forma habría sido ofrecida la misma en el mercado financiero, terminando luego en manos de Prudencio Andrés Ferreira Franco, quien compró la deuda cuya demanda por cobro impulsa el abogado Mario Aníbal Elizeche Buado.

“El tipo lleva una vida de Rey, como rico, eso solo con fatos se puede sostener. No hay otra forma”, afirma la fuente sobre Torres. “El publica y extorsiona”, afirmando que el mismo cobra por sus investigaciones, no precisamente en el diario. “Ponzoñoso es el tipo con la boca. Primero te habla cuando vos estas en un cargo, no consigue nada contigo y al otro día te tira bombas”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.