Un agricultor paraguayo obtuvo el premio Golden Butterfly de Amnistía Internacional

Gerónimo Arévalos obtuvo el premio de Amnistía Internacional en Europa como protagonista del documental suizo alemán “Resistencia en aumento”.

“Resistencia en aumento” (“Raising resistance”), una película suiza alemana que trata de la opresión de la soja sobre los campesinos de nuestro país.

El agricultor paraguayo de Alto Paraná Gerónimo Arévalos obtuvo el premio Golden Butterfly de Amnistía Internacional en Europa como protagonista del documental “Resistencia en aumento” (“Raising resistance”), la película suizo alemana que trata de la opresión de la soja sobre los campesinos de nuestro país.

La película se estrenará en la Alianza Francesa de Asunción el viernes 30 y el sábado 31 de marzo de 2012, a las 17:30 horas.

“La soja es como una bomba”

“La soja es, para mí, como una bomba”, dijo Gerónimo Arévalos, un campesino agricultor y activista en el Paraguay, en una entrevista en Fairfood.

Gerónimo está trabajando para garantizar los derechos de sus compañeros campesinos. Es uno de los muchos paraguayos que sufren bajo el yugo del modelo de la soja en el Paraguay.

El ingrediente oculto

Hay muchas cuestiones identificadas en la industria de la soja, que son motivo de preocupación, tales como la violación de los derechos a la tierra, la degradación de los ecosistemas naturales y las prácticas agrícolas dañinas.

Mientras que algunos usan la soja como un producto de consumo visible, tal como leche de soya, una gran mayoría de la cosecha de soja del Paraguay se convierte en un ingrediente oculto que se usa para engordar el ganado para el consumo, principalmente en Europa Occidental.

Los consumidores, por su parte, no son conscientes de la soja que se consume debido a este proceso. Y el pueblo del Paraguay, a causa de esta creciente demanda de soja, paga un alto precio.

Los costos ocultos

«La tierra es la fábrica del hombre pobre», afirma Gerónimo. Él dice que el suelo fértil y hermoso del Paraguay ofrece las condiciones perfectas de crecimiento de muchos cultivos. Sin embargo, lo que antes era un bosque rico en biodiversidad ha sido talado para dar lugar a grandes plantaciones de soja modificados genéticamente y empapados con pesticidas.

Los campesinos expulsados ​​de la zona están a menudo aislados en pequeñas porciones de tierra y se están convirtiendo en las víctimas del monocultivo del sistema.

“Resistencia en aumento” pone de relieve la muy necesaria resistencia de la población local, que ha decidido adoptar una postura, junto con sus líderes, al igual que Gerónimo, levantándose en señal de protesta.

Gerónimo Arévalos habla en Fairfood Internacional, con el traductor Manuel Valenzuela.

En el debate

David Bernet, director de la película, explicó que desde el comienzo del rodaje del documental los campesinos  se han encontrado con más problemas, mientras luchan por sus derechos.

Sin embargo, hay esperanza. Gerónimo ha estado trabajando en su país y otros países de América del Sur con muchos grupos de activistas similares. También ha construido las relaciones dentro de la Unión Europea, afirmando que es necesario reforzar los lazos entre Paraguay y Europa.

“Antes de hacer las soluciones, debemos conocer las condiciones. Las condiciones son nuestras armas”, explica Gerónimo.

Las condiciones pueden ser los reglamentos, las mejores prácticas y los procedimientos que deben ser puestos en marcha para garantizar que el cambio sea verdaderamente eficaz.

Su esperanza es que “la resistencia de conciencia y nuestro encuentro nos pueda unir. De esa manera podemos luchar juntos, como un movimiento”, afirmó.

Tráiler del documental “Resistencia en aumento”

Fuentes: Manuel Cuenca y Fairfood.org.

Comentarios

Publicá tu comentario