Treinta años de peaje por USD 130 millones

El presidente Horacio Cartes y el ministro Ramón Jiménez Gaona. Foto: MOPC.

El presidente Horacio Cartes y el ministro Ramón Jiménez Gaona. Foto: MOPC.

La empresa Tape Porã, vinculada al padre del ministro de Obras Públicas Ramón Jiménez Gaona, pretende explotar el servicio de peaje por un plazo de 30 años a cambio de una inversión de 130 millones de dólares para la ampliación de 113 kilómetros de la Ruta VII. El proyecto pretende llevarse a cabo bajo la ley de Alianza Público-Privada (APP), que contempla prórrogas de los contratos de hasta 10 años en caso de que las empresas aleguen no haber obtenido aún el margen suficiente de ganancias.

La firma proponente es un consorcio que está integrado en un 50% por Conempa, entre cuyos accionistas se encuentra Ramón Jiménez Gaona, padre del ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, que debe evaluar y adjudicar el proyecto. Para sortear los impedimentos legales de que un pariente se presente a pugnar por un proyecto que debe ser evaluado por el MOPC, Jiménez Gaona planteó delegar su función a otro ministro. Sin embargo, esto no es ningún impedimento para que el titular del MOPC realice tráfico de influencias aunque nominalmente no sea el encargado de la evaluación.

A cambio de la inversión de 130 millones de dólares, el consorcio Tape Porã sería beneficiado con el cobro del peaje por un plazo de 30 años, que como se mencionó pueden ser prorrogables por otros 10 años. Para acrecentar el interés de las empresas en la explotación de los servicios viales, el gobierno decretó en junio del año pasado un aumento en el precio de las tarifas de los peajes que va desde un 100% hasta un 270%.

De esta manera, los vehículos livianos, que pagaban G. 5.000, ahora pagan 10.000; camiones y ómnibus con dos ejes que pagaban G. 7.000,  pagan ahora G. 20.000, y los de tres ejes, 30.000 guaraníes. Los camiones con más de tres ejes, que estaban pagando 15.000 guaraníes, ahora abonan 40.000 guaraníes. A pesar de los tarifazos las rutas del país siguen en pésimo estado.

A esto se añade que desde el 2016 los peajes se cobrarán en ambas direcciones, por lo que las tarifas durante el gobierno de Cartes pasarían a experimentar un aumento que va del 200% para los vehículos livianos y un 540% para los camiones de gran porte.

Además de ello, la ley de APP otorga una ventaja a las empresas que presenten iniciativas de inversión al Estado. Esto se traduje en puntos adicionales en la evaluación así como la devolución de los costos de diseño del proyecto, que en este caso es de supuestamente 800.000 dólares.

Comentarios

Publicá tu comentario