Tras reñida disputa electoral la izquierda se impuso en El Salvador

El candidato conservador, Norman Quijano, desconoce los resultados.  

Salvador Sánchez Cerén, electo nuevo presidente de El Salvador. Foto: estrategiaynegocios.net

Salvador Sánchez Cerén, electo nuevo presidente de El Salvador. Foto: estrategiaynegocios.net

En una reñida disputa electoral, el candidato oficialista Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en El Salvador con el 50.11% de los votos. Con el 100% de las actas escrutadas, la diferencia entre Sánchez Cerén y el opositor Norman Quijano, de Arena (Alianza Republicana Nacionalista), es un poco más de 6.600 votos.

Debido a la mínima ventaja del FMLN sobre Arena en el escrutinio preliminar, el TSE (Tribunal Supremo Electoral) pidió que ningún partido se declarara ganador, hasta tanto no se lleve a cabo el escrutinio final. Sin embargo, los dos partidos se autoproclamaron vencedores de los comicios y Arena pidió el reconteo de votos, alertando a los observadores electorales para que denuncien el supuesto fraude.

Hablando ante miles de personas que se reconcentraron en el céntrico redondel Masferrer, en la capital San Salvador, Sánchez Cerén pidió al pueblo salvadoreño que ayude a garantizar «que la voluntad expresada en la segunda ronda sea respetada». Según él, «al finalizar la campaña y con esta tendencia, vamos a hacer valer esta victoria, la victoria del pueblo».

El candidato también hizo un llamado a la paz. «Mañana inicia una nueva era de búsqueda de felicidad de parte de todos los salvadoreños y en nuestro corazón no hay odio», continuó. «Le digo a la oposición: ¡Respeten la voluntad del pueblo salvadoreño! Podemos trabajar juntos para llevar El Salvador adelante».

«A los que incitan a la violencia les digo que se equivocan, porque el pueblo ya decidió», dijo. Ante el estrecho margen de diferencia entre los candidatos, Sánchez Cerén dijo que «el pueblo nos envió un gran mensaje, debemos buscar un entendimiento con todos los sectores» y se comprometió a «continuar con los cambios iniciados por el presidente Mauricio Funes».

El TSE se pronunció en horas de la noche y aseguró que las elecciones fueron «legales, transparentes y seguras». «Fue una elección cerrada, pero con un resultado claro y mañana (por este lunes) vamos al escrutinio final», dijo el presidente de la autoridad electoral, Eugenio Chicas. Por otra parte, dijo que se reunirá con ambas partes, por separado, para explicar el proceso de escrutinio.

Oposición desconoce resultados

El exalcalde de San Salvador y candidato Arena, Norman Quijano, rechazó los resultados preliminares y se declaró ganador de las elecciones, haciendo un llamado a las Fuerzas Armadas salvadoreñas para que acompañen el recuento de las actas. «Exigimos al TSE que entregue hoy mismo el resultado del recuento», exclamó ante sus partidarios en la capital.

Quijano descalificó al TSE, tachándolo de «corrupto» y de «vendido a los chavista», en referencia al actual gobierno venezolano. «En El Salvador no vamos a permitir que se fragüe un fraude como el de (Nicolás) Maduro en Venezuela», afirmó, mencionando las elecciones presidenciales de abril de 2013 en el país sudamericano, cuando el líder venezolano venció a Henrique Capriles por 1.5% de diferencia.

Poco después del pronunciamiento de Quijano, los observadores internacionales que supervisaron el desarrollo de la segunda ronda electorales en El Salvador, llamaron a la calma. «No se puede manchar una jornada pacífica», dijo Alejandro Tulio en una conferencia de prensa.

Fuente: Ópera Mundi

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.