Trabajadoras domésticas piden ser escuchadas por legisladores

Trabajadoras urgen el tratamiento del proyecto de ley de Trabajo Doméstico, cuyo estudio fue postergado el pasado 10 de abril. Mediante la normativa se pretende reparar las discriminaciones que sufre el sector de parte de la propia ley.

Las trabajadoras domésticas exigen el fin de las discriminaciones que sufre el sector. Foto:

Las trabajadoras domésticas exigen el fin de las discriminaciones que sufre el sector. Foto: iguales-derechos.blogspot.com

Las organizaciones de trabajadoras domésticas insisten en la solicitud  de ser escuchadas por las diferentes bancadas de la Cámara de Senadores para urgir el tratamiento y aprobación de la Ley de Trabajo Doméstico, presentado por el senador Derlis Osorio, con las modificaciones consensuadas por una mesa de trabajo multisectorial en la cual participaron sus representantes, el Ministerio de Justicia y Trabajo y el Instituto de Previsión Social.

El pasado 10 de abril fue postergado el tratamiento del proyecto de ley, bajo el argumento de que es necesario un estudio sobre el “impacto económico” que tendría la norma. De esta forma se sigue dilatando la entrada en vigencia de la normativa, que busca reparar las discriminaciones que sufre el sector y avanzar hacia la igualdad laboral. A raíz de ello, las organizaciones de las trabajadoras domésticas insisten en ser escuchadas por los representantes en la Cámara Alta.

El proyecto establece el derecho al seguro social obligatorio, el régimen de 8 horas laborales, el salario mínimo legal y la estabilidad laboral. “Es justo que los senadores y senadoras nos escuchen y que tengamos la oportunidad de decirles que esta ley es necesaria porque somos 200.000 empleadas domésticas, que queremos mejores condiciones de vida”, dijo Kelly Agüero, referente de las trabajadoras domésticas organizadas.

La propia ley establece discriminaciones hacia este sector como una mayor carga laboral con relación al resto de los trabajadores (hasta 12 horas, 4 horas más que las 8 horas que establece el Código Laboral); un salario piso en efectivo equivalente al 40% del salario mínimo legal y mayor desprotección ante los despidos arbitrarios.

El empleo doméstico ocupa al 16% de la Población Económicamente Activa Ocupada Femenina (PEA femenina), un total de 219.427 mujeres; la mayoría de estas mujeres se encuentran trabajando en las áreas urbanas (154.724 mujeres) y el 70% tiene menos de 9 años de estudios.

Hasta el momento, solo las bancadas del Frente Guasu y Avanza País expresaron el compromiso de apoyar el proyecto de ley.

Las trabajadoras domésticas se encuentran trabajando de manera organizada y coordinada en la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP), el Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay (Sintradop) y el Sindicato de Trabajadoras Domésticas y Afines de Itapúa (Sintradi).

Comentarios

Publicá tu comentario