Trabajadoras domésticas denuncian que no son recibidas por senadores

Asociaciones que aglutinan a trabajadoras domésticas exigen los mismos derechos que el resto de los trabajadores como el salario mínimo, las 8 horas laborales, seguro social, jubilación y vacaciones.

Marcha realizada el pasado 30 de marzo  por el Día Internacional del Trabajo Doméstico. Foto: mbasic.facebook.com.

Marcha realizada el pasado 30 de marzo por el Día Internacional del Trabajo Doméstico. Foto: mbasic.facebook.com.

Organizaciones de trabajadoras domésticas señalan que, pese a la insistencia, ninguna bancada de la Cámara de Senadores atendió el pedido de reunión solicitado para urgir el tratamiento de la Ley de Trabajado Doméstico que se encuentra en la Cámara Alta.

El tratamiento del proyecto fue postergado el pasado 10 de abril para analizar el “impacto económico” que tendría el reclamo de las trabajadoras, que exigen el salario mínimo, las 8 horas de trabajo, vacaciones y el seguro social obligatorio que incluya jubilación.

Marciana Santander, de la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP), dijo que a pesar de las solicitudes de audiencia con los legisladores nunca fueron recibidas por ninguna bancada, ya que los parlamentarios “nunca están”. Repudió que el Senado haya postergado el tratamiento por 22 días para el supuesto estudio del “impacto económico” que causaría que las trabajadoras domésticas cuenten con los mismos derechos que el resto de las personas empleadas.

“Queremos equiparar con los demás trabajadores. Por qué nuestro sector sufre estas discriminaciones”, se preguntó Santander. Asimismo, apuntó que no se nota ningún interés del presidente Horacio Cartes de cumplir con su prometido “combate a la pobreza”.

El Código Laboral paraguayo contempla una serie de discriminaciones hacia las trabajadoras domésticas, estableciendo para las mismas una carga laboral de 12 horas, (4 horas más que las 8 horas legales), un salario piso en efectivo equivalente al 40% del salario mínimo legal y mayor desprotección ante despidos arbitrarios.

Las trabajadoras domésticas se encuentran trabajando de manera organizada y coordinada en la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP), el Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay (Sintradop) y el Sindicato de Trabajadoras Domésticas y Afines de Itapúa (Sintradi).

Comentarios

Publicá tu comentario