Tony Miro: «Si se cumple la amenaza de que vendrá el presidente golpista, la misa es suprimida»

Antony Miró es cura párroco de Roque González de Santa Cruz, Departamento de Paraguari; denunció hoy, a través de Radio Cáritas, que políticos cartistas, oviedistas y liberales lo amenazan; “estamos recibiendo ataques con calumnias muy grandes en San Roque por parte de políticos”, dijo.

El padre Antony Miró denunció que recibe amenazas de políticos de los partidos que apoyaron el Golpe de Estado, en junio pasado.

En la homilía dominical pasada, Miró manifestó que no oficiará la misa por la fiesta patronal de Virgen del Rosario de Tavapy si Federico Franco asiste.

A través de Cáritas, el cura comentó que los políticos de la zona lo amenazan constantemente y hasta lo califican de guerrillero. “Las amenazas las recibimos de un grupo de docentes y políticos, son muy ignorantes que no saben distinguir una iglesia de una seccional colorada. Estamos recibiendo ataques con calumnia muy grande en San Roque por parte de políticos», señaló.

Por su parte, Monseñor Claudio Giménez presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) afirmó que no existe unanimiad en la aceptación de Franco como presidente de la República. “Muchos miembros del clero no quedaron satisfechos con los sucesos que culminaron con la salida de Fernando Lugo de la presidencia en junio pasado”, indicó.

Miró, perseguido por políticos

En el año, el sacerdote Antony Miró, había sido querellado por el concejal departamental de Paraguarí, Oscar Alberto Velaztiquí (oviedista) por supuesta calumnia, difamación e injuria.

En ese entonces habia denunciado que Velaztiquí había recibido dinero del gobernador Jorge Baruja, del Partido Colorado. Al enterarse de la situación, la comunidad organizó una asamblea popular para defender al cura. “La Iglesia Católica está con un problema judicial y los roquegonzaleños no vamos a aceptar que por presiones políticas quieran mancillar el buen nombre del sacerdote”, había indicado entonces Jorge Leiva, uno de los organizadores de las protestas.

Comentarios

Publicá tu comentario