Toma simbólica de la embajada de Buenos Aires

Al menos, unos 300 paraguayos llegaron esta tarde hasta la avenida De Las Heras Buenos Aires, frente a la oficina de la embajada paraguaya en Argentina para manifestar su repudio al intento de golpe denunciado por el presidente Fernando Lugo esta semana. Referentes de diferentes organizaciones sociales de migrantes paraguayos en Argentina se hicieron presente en el lugar para leer sus comunicados y repudiar al ex presidente Nicanor Duarte Fruto, al ex general Lino César Oviedo, al Senador Enrique González Quintana, a Juan Manuel Morales y al Fiscal General del Estado, Cándido Amarilla y pedir «castigo de la justicia» para ellos.

«Instamos al pueblo paraguayo a considerar este proceso como una lucha en el que todos debemos involucrarnos, pues después de 62 años de clientelismo instalado como costumbre y cultura no será fácil pelear contra quienes siempre tuvieron el poder y los privilegios a costillas y desangres del pueblo paraguayo», decía uno de los comunicados emitidos por uno de los partidos políticos.

Además de los carteles de «No al golpe en Paraguay», «No más golpe», «Cárcel para Nicanor», «Lino O a Tacumbú» se pudo ver identificativos de los distintos comités del Partido Liberal, Movimiento Tekojoja del Partido Comunista y organizaciones cilives, hubo una bandera excepcional del partido colorado que rezaba la frase «Colorados campesinos auténticos con Fernando Lugo»
.
Después de la lectura de al menos 15 comunicados de diferentes instituciones, los manifestantes pidieron con micrófonos y cánticos que saliera la embajadora Miryam de Segovia «para que salga, dé la cara y diga de qué lado está». Sin embargo, la diplomática ya no se encontraba en el lugar. En un momento, se avasalló el sistema de seguridad y los manifestantes pudieron entrar hasta la antesala.

«Esta es nuestra casa, no puede estar cerrada…ahora está cerrada como siempre lo ha estado para todos los paraguayos», dijo el orador de turno en el momento que un grupo atravesó la puerta principal.
Finalmente, los mismos manifestantes volvieron a salir sin escándalos y el guardia pudo volver a cerrar la oficina diplomática.

Finalmente, los paraguayos reunidos en ese lugar llegaron a un acuerdo para una manifestación más organizada y masiva para el día 12 de octubre en el mismo lugar.

Comentarios

Publicá tu comentario