Todas las voces que cuestionan el status quo “deben ser descabezadas o amedrentadas”  

Para Santiago Ortiz, la anunciada investigación del fiscal Joel Cazal del libro “Relatos que parecen cuentos”,  presentado como evidencia incautada en un allanamiento contra un supuesto miembro de la Agrupación Campesina Armada, continúa “con la lógica de la militarización y con la lógica de criminalizar a todos los sectores que denuncian la expulsión campesina, el sicariato, la narcoganadería y la agroexportación”.

Se encuadra dentro del libreto de “de criminalizar a las organizaciones campesinas. En esta lógica, todas las voces que se levanten contra el estatus quo tienen que ser descabezadas o al menos amedrentadas”, nos dice Santiago Ortiz.

Pablito Cáceres muesta su libro, durante la presentación en Concepción.

Pablito Cáceres muestra su libro, durante la presentación en Concepción.

“Relatos que parecen cuentos” es un libro que recrea historias de ejecución de inocentes por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta, denuncia terrorismo de Estado y registra un caso sobre el cual, en su momento, se tuvo muy poca información: el desahucio de una comunidad indígena por parte de sicarios del narcotráfico como consecuencia de la prisión de uno de los jefes, Ximenes Pavao.

 

Comentarios

Publicá tu comentario