Titular de la ARP es uno de los propietarios responsables de la posible catástrofe en el Chaco

Juan Nestor (Tito) Núñez es uno de los ganaderos con represas ilegales y sin licencia ambiental, que ante la inminente llegada de la riada del norte del Pilcomayo puede empeorar la situación de la zona afectada en el Chaco por las inundaciones. Los propietarios fueron notificados para que en 48 horas abran las represas.

Juan Néstor (Tito) Núñez, a la derecha, representante de un gremio "crítico" hacia la ilegalidad. Foto: ARP.

Juan Néstor (Tito) Núñez, a la derecha, representante de un gremio "crítico" hacia la ilegalidad y el quebrantamiento de las leyes, pone en zozobra al Chaco. Foto: ARP.

Luego de la reunión mantenida con representantes del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), la Fiscalía del Ambiente y técnicos de la Comisión Pilcomayo, el Ministro del Ambiente mencionó que los emprendimientos ganaderos que cuenten con obstáculos, sean represas, diques, caminos o terraplenes, serán notificados urgentemente para abrirlos con el objetivo de facilitar el escurrimiento de las aguas, ante la llegada de una riada proveniente de la zona alta del Pilcomayo.

El titular de la SEAM indicó que se dará un plazo de 48 horas debido a que la situación puede volverse catastrófica si no se toman las medidas correctivas, en este caso la apertura de las ecorrentías naturales del agua.

Los propietarios de las estancias que serán notificados son: José Casamada, Manuel Cardozo, María Concepción Brusquetti, Juan Bueno Núñez, Nicolás Luthol, Juan Néstor Núñez, Francisco Brusquetti, Casildo Samaniego, Arturo Niedhammer y María Elsa Brusquetti.

Esta medida fue resuelta teniendo en cuenta los resultados del sobrevuelo realizado el último domingo en la zona de los ríos Montelindo, Negro, Verde y en el distrito de Gral. Díaz, donde técnicos de la SEAM y de la Comisión Nacional Pilcomayo verificaron la ubicación de los “cuellos de botella” que bloquean el paso de las aguas.

La recorrida realizada ayer por aire y tierra posibilitó además elaborar un mapa detallado con información georrefenciada de los puntos conflictivos.

Una de las estancias inspeccionadas por la SEAM.

El ministro Rivas explicó que el trabajo de la SEAM se viene realizando desde hace dos años bajo el compromiso de la restauración de las ecorrentías naturales del delta del Pilcomayo. “Pero hoy, luego de 20 años en que las aguas del Pilcomayo no ingresaban al Paraguay se tiene una situación grave, sumada a los efectos negativos del cambio climático, la inmensa cantidad de lluvias registradas y la mala gestión en los territorios del agua, por lo que ahora la tarea consiste en encontrar soluciones urgentes”, mencionó.

Por su parte, el coordinador de la mesa del Agua, Ing. Elías Diaz Peña afirmó que las represas construidas para contener el agua se habían levantado años atrás cuando el río Pilcomayo no ingresaba al territorio paraguayo. “Sin embargo hoy en día, estos obstáculos, además de ser ilegales y no contar con licencias ambientales, son innecesarios y pueden provocar un grave problema sino son abiertos”.

El representante del Ministerio Público, Carlos Arce, manifestó que ante el incumplimiento de esta medida urgente, los propietarios estarían sujeto a las acciones civiles y penales que correspondan. Mientras tanto, los fiscalizadores de la SEAM seguirán interviniendo las estancias de la zona con el objetivo de ordenar y controlar la gestión del agua.

Fuente y fotos: SEAM.

 

Comentarios

Publicá tu comentario