Tímido paso del Senado hacia el impuesto a los agroexportadores

Ayer dieron media sanción a un proyecto que establece un impuesto móvil hasta el 10%  sobre el total de exportaciones de soja, girasol, maíz y trigo en estado natural. La propuesta faculta al Ejecutivo a fijar el porcentaje. Los gremios de agroexportadores y los gandes medios tomaron una posición de rechazo al proyecto.

 

Fuente: lostiempos.com

Los incontables anuncios que se venían declarando desde hace casi 10 años  en el Congreso dio ayer un tímido y frágil paso, cuando en la sesión extraordinaria del Senado se aprobó el proyecto de ley que crea el impuesto a las exportaciones de la soja, el maiz, el girasol y el trigo en estado natural. La propuesta legislativa dispone un impuesto móvil del 1 al 10% sobre el monto anual que arrojen las exportaciones  de los citados productos.

El proyecto contiene un artículo por el cual se faculta al Poder Ejecutivo a fijar el impuesto que no puede superar el 10%, pero que también podría ser un escaso 1%, si el Ejecutivo evalúa que los números de costo de producción, cantidad de exportación y precios en el mercado internacional de los productos gravados trae, en un año determinado, pocos beneficios económicos a los exportadores.

La fragilidad de la media sanción de ayer es porque el camino que el proyecto debe recorrer es largo y, sobre todo, más que dificultoso, razón por la cual podría morir en el intento. El proyecto pasó a la Cámara de Diputados, cuyos miembros tienen fuertes vínculos económcos con los grandes y medianos sojeros en sus respectivos departamentos; o directamente ellos mismos son sembradores de soja. Si Diputados deja algo del proyecto aprobado ayer por el Senado, este pasará al Poder Ejecutivo, donde la Unión de Gremios de la Producción y la Asociación de Productores de Soja han demostrado que tienen sobrado poder sobre el presidente de facto Federico Franco. Además, el ministro de Hacienda Manuel Ferreira es un declarado detractor de gravar la exportación de los productos agrícolas.

Paralelamente al adverso trayecto legislativo que deberá recorrer el proyecto de impuesto, los gremios de los empresarios agrícolas comenzaron a criticar duramente la media sanción, inmediatamente después de que se aprobara. Héctor Cristaldo, de la UGP, abrió la posibilidad de que organicen un «tratorazo de los productores». Por el lado mediático, los grandes medios impresos han asumido igualmente una posición de rechazo al proyecto, posición que será desarrollada editorial e informativamente. Es el caso de los diarios ABC Color, de conocida posición anti impuestos a los agroexportadores; el diario La nación, cuyas lineas informativas y editorial favorables a los agroexportadores también es conocida públicamente; el diario Ultima Hora, que en la tapa de su edición de ayer martes  afirmaba «Senadores apuran impuesto a la soja para capitalizar votos en año electoral»; y el diario 5 días, que hoy editorializó su rechazo al proyecto de impuesto a las exportaciones.

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.