The Force avanza a paso firme

Acompañará a Megadeth el 27 de noviembre.

The Force son: Bruno Romero en batería, Juan Barrios en bajo, Eduardo Valenzuela en guitarra y Mike Martínez en guitarra y voz.

Hace 4 años The Force viene llevando su música adelante, sus planes incluyen ya un tercer disco próximamente, además suman conciertos en países como Brasil, Argentina y Bolivia y ahora se viene el gran concierto junto a  Megadeth el próximo 27 de noviembre en el Jockey Club. En el medio de los ensayos, Mike Martínez y Juan Barrios respondieron a las preguntas de E’a.

The Force es una banda de thrash metal que comenzó a tocar hace más de 4 años. Los orígenes del grupo se remontan al grupo Overlord, recordada banda thrasher que llegó a su fin en 2007. Sin duda, un grupo que se ganó un gran aprecio entre los metaleros locales. Así, al separarse Overlord, Mike Martínez, guitarrista del grupo, comenzó la búsqueda de nuevos integrantes con la firme idea de formar una nueva banda, siempre dentro  del estilo de thrash metal old school que había sido moldeado por su banda anterior.

El primer demo de The Force se llama “Old School Metal Onslaught”, lo editaron de manera totalmente autogestionada, en diciembre de 2007. Menos de un mes después, ya fueron contactados por el sello Kill Again Records de Brasil, cuyos dueños, luego de escuchar el demo, ofrecieron a la banda un contrato por tres discos. Así llegaron: “Possessed By Metal” en 2009 y “Nations Under Attack” en 2011, los dos discos oficiales de The Force, lanzados por el mencionado sello brasilero, desde dónde se encargan de la fabricación y distribución de los cds de la banda a nivel internacional.

Thrash Attack

¿Cómo fueron los primeros pasos de The Force dentro del metal?

Luego de la vasta experiencia ganada con Overlord, estábamos más seguros y confiados con el nuevo proyecto, en el sentido de hacer exactamente el estilo que nos gustaba, de la forma que queríamos, con mucha dedicación y pasión por nuestra música. Así que esos primeros pasos fueron dados con mucha entrega, lo que nos llevo a grabar rápidamente nuestro primer demo, y de ahí al poco tiempo conseguir un contrato para lanzar nuestro cd debut.

¿Cuál es la temática de sus letras?

Es muy variada, pero uno de los tópicos más recurrentes es la guerra, tanto desde el punto de vista histórico como ficticio. También en algunas letras nos basamos en escritores que nos gustan mucho como Cornelius Ryan, David Seltzer o HP Lovecraft. Y en otros hablamos de problemas sociales, de luchar por tus convicciones y de nunca sucumbir ante las imposiciones de aquellos que mueven los hilos de este mundo.

Tuvieron varios cambios de formación, ¿cuesta mucho mantener estable la formación de una banda thrash?

Es lo más difícil cuando tocas heavy metal y tratas de llevar un proyecto serio. Es por eso que es inevitable que se den cambios en la formación, estar en The Force exige por lo menos un poco de responsabilidad y pasión inquebrantable por el metal.

Desde 2007 a esta parte tocaron muchísimo, recuerdo muy especialmente aquél concierto en donde se presentaron ustedes solos en el Centro Cultural Juan de Salazar, algo impensable para una banda de thrash. ¿Llevan la cuenta de cuántos shows hicieron?

La verdad que no llevamos la cuenta de casi nada, pero han sido ya cientos de veces porque es una de las cosas que más nos gustan de estar en The Force: tocar para el público, dejar todo en el escenario y que la gente que nos vio no se olviden de nosotros fácilmente. Tocar en el Salazar fue una muy interesante experiencia, un centro cultural que abre sus puertas para el metal es algo muy importante, lo cual agradecemos. Ojalá que este verano más bandas nacionales puedan tocar en ese escenario.

¿Cuál es la situación de la subterránea escena thrasher nacional?

Para nosotros esta excelente, ya que existen bandas de mucha calidad y con sus seguidores fanáticos como el caso de Patriarca, Kuazar y Slayground entre otras. Tal vez, últimamente, se registren menos cantidad de público en los conciertos, pero creo que se debe a la gran cantidad de opciones que existen cada fin de semana en cuanto a distintos conciertos de distintos estilos dentro del metal.

¿Cómo se llevan con internet y todo el tema de la tecnología?

Internet es una herramienta muy útil para la difusión de bandas underground, y viene a sumar bastante con los ya tradicionales fanzines y programas de radio independientes. Fue gracias a nuestro “Myspace” que el sello brasileño pudo escuchar nuestro demo. Y ahora con las redes sociales, el mail y demás podemos tener contacto directo con los headbangers de todo el mundo que aprecian nuestra música.

De gira por otras tierras

La formación actual de The Force suma a Mike Martínez en guitarra y voz, Eduardo Valenzuela en guitarra, Juan Barrios en bajo y Bruno Romero en batería. Recordemos que con apenas un año en sus espaldas, la banda cruzó al otro lado de la frontera. Ya en el 2008 tuvieron la oportunidad de tocar en la ciudad brasileña de Cascavel, a eso sumemos este año su primer concierto en Aguas Lindas, también en Brasil. Luego, se pasaron a Brasilia que fue en dónde les tomó el anuncio del show con Megadeth y de donde vienen de tocar hace tan sólo un par de meses. Además, se convirtieron en la primera banda nacional realmente de Metal en presentarse en Bolivia, en Cochabamba y Santa Cruz, en septiembre de este año. Anteriormente, también tocaron en Buenos Aires y San Miguel en Argentina.

The Force en Cochabamba, Bolivia.

¿Cómo fue la experiencia de tocar en ciudades de Brasil y Argentina? ¿Y cómo estuvo lo de Bolivia?

Tener la oportunidad de salir a tocar en el exterior con una banda de thrash metal es realmente algo por lo cual estamos muy agradecidos, ya que es un indicador de que la música de The Force está llegando a los headbangers de distintos países. Todas fueron grandes experiencias, conocimos mucha gente del underground sudamericano, hicimos nuevos amigos, probamos distintas marcas de cerveza, y disfrutamos de excelentes bandas locales que tocaron con nosotros.

Salir de a tocar afuera deja varias anécdotas que contar.. ¿Qué nos pueden decir sobre los sucesivos viajes? ¿El mejor show que hizo The Force dónde fue? ¿Y el peor?

Con toda honestidad podemos decir que el recibimiento en cada concierto que hicimos afuera fue de lo mejor, incluso en la capital argentina donde pensamos que el público iba ser un poco más difícil, pero también ahí el recibimiento fue excelente, con todos los metaleros apoyando, sacudiendo las cabezas, haciendo mosh y stage diving. Para nosotros no hay malas experiencias cuando estamos de gira, sólo aventuras, como la primera vez que fuimos a Bolivia por tierra y casi nos perdimos en el camino en esas más de 30 horas de viaje (por suerte ahora los organizadores nos pagan pasajes de avión) o aquella vez que fuimos a tocar en Cascavel y a Mike le agarró una intoxicación severa. Lo mejor es siempre hacer nuevos amigos, compartir cervezas y mucho heavy metal.

Los pilares thrashers

Si había una banda de thrash metal nacional que tenía que ser telonera de Megadeth en Paraguay, una de ellas era The Force, como también se lo merecen Kuazar y Patriarca. Tres bandas ya consolidadas dentro de la escena nacional.

¿Cuál es thrash con el que más se identifican? ¿El de la Bay Area de San Francisco.. léase los primeros Metallica, Exodus o Slayer? ¿O el thrash europeo de Kreator, Sodom y Destruction?

Ambos. No podríamos decir que un tipo de thrash es mejor que otro, ya que todas esas bandas que mencionaste nos influenciaron de una manera u otra, aunque en general hay cierta tendencia a decir que sonamos más a Bay Area. Pasa que The Force es una banda con más de un tipo de influencia, aparte del thrash, estamos masivamente inspirados en la New Wave of British Heavy Metal, y también por las clásicas bandas de los 70’s. A eso agrégale que algunos integrantes se identifican más con Exodus, Xentrix y Forbidden, y otros con Destruction, Celtic Frost y Acid, entonces básicamente The Force es una caldera de puro metal clásico sin ninguna influencia de “metal” moderno.

Hay un revival del thrash en estos años. Se volvieron a juntar bandas importantes de la vieja escuela y el Big 4 también es una muestra de ello. ¿Cómo ven la actualidad del estilo a nivel global?

Definitivamente el thrash volvió a tener gran trascendencia a nivel mundial, aunque el thrash metal siempre estuvo vivo en el underground mundial. En los 90’s ya habían bandas que mantenían el espíritu del thrash clásico, entre ellas incluyo a Overlord, que empezó a tocar en vivo desde el 97. El Big 4 es una oportunidad más de que los integrantes de Metallica aumenten sus cuentas bancarias, lo que está bastante bien, tan solo si todo ese dinero les sirviera para volver a hacer metal de gran calidad como hacían antes…y por otra parte que las otras tres  bandas sean escuchadas por un público más variado.

¿Alguna vez pensaron en que iban a tocar con Megadeth? ¿Qué expectativas tienen para el show y qué podemos esperar del concierto de ustedes?

Nunca pensamos que alguna vez podríamos pisar el mismo escenario que Megadeth. Para nosotros es un gran honor. Tenemos las mejores expectativas para el show, creemos firmemente que los headbangers van a ir en masa al concierto y Megadeth nos aplastará con su tremendo arsenal de puro metal, será una devastación similar a un ataque de Godzilla, Mothra y King Kong juntas. Por nuestra parte simplemente nos subiremos a dar todo de nosotros como siempre hacemos, ya sea cuando tocamos para 50 o 10.000 personas. Aparte de un tema nuevo y otro que planeamos tocar solo en vivo no tenemos preparado ningún efecto especial ni covers ni nada, solo nosotros y nuestro thrash metal tradicional.

¿Cómo se imaginan el futuro de la banda después del concierto con Megadeth?

Lo primero será empezar a ensayar los temas para el tercer disco y seguir tocando en vivo donde se pueda para los que nos quieren escuchar. Nuestro futuro después de Megadeth será el mismo que ya teníamos vislumbrado antes de que se nos dé la oportunidad de tocar en este histórico evento: seguir haciendo puro metal como se hacía antes, sin ninguna concesión al modernismo o comercialismo, solo para los verdaderos headbangers, y si a más gente le gusta pues bienvenidos sean a las legiones del metal.

Comentarios