Temores y silencio oficial ante versión de supuestos grupos parapoliciales amparados por la ARP

Un miembro de la asociación de ganaderos, el chileno Eduardo Avilés, ya había propuesto la formación de «comandos anticomunistas».

Eduardo Avilés, miembro de la ARP. Foto: Última Hora.

Un persistente silencio fue la respuesta de las autoridades fiscales ante la versión de que el asesinato de 4 guardias de seguridad y un policía en una estancia de Tacuatí fue debido a que formaban parte de una supuesta organización parapolicial encargada de matar campesinos y que habría sido formado bajo el amparo de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

Ante la consulta realizada a varios campesinos de la zona sobre si tienen conocimiento al respecto, han manifestado no querer hablar sobre el tema, ya que hay mucho temor.

El fiscal designado para todos los casos que involucren al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Federico Delfino, se excusó de hablar derivándonos a quien, según dijo, fue designado como portavoz, el agente Alejo Vera. Al comunicarnos con este y presentarle nuestra consulta, llamativamente empezó a tener problemas de audición y luego ya no atendió la llamada. El fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, tampoco respondió.

El que sí habló y aprovechó para reprendernos fue el titular de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Germán Ruiz, quien restó crédito al comunicado atribuido al EPP.

“Ese supuesto comunicado no es más que una supuesta información alevosa. Dónde está el lugar, la hora y el día en que fueron asesinados esos 20 campesinos. Nosotros no tenemos ni guardia porque no tenemos conflicto con nadie. Es increíble cómo la prensa al salir ese supuesto comunicado en Facebook quitan como si fuera cierto. Es un poco alevoso también eso. Vamos a ver cómo ubica la prensa a esa persona que insulta a todo un gremio sin decir la hora, el lugar y el día en que ocurrieron esos asesinatos. Ellos (el EPP) dicen que son la ley. Están por encima de la ley”, señaló.

“Han terminado los crímenes del grupo parapolicial de la estancia CORORO de la empresa brasilera AGROGANADERA MATELARENJEIRA. Los matones de está estancia ya ha asesinado a 20 campesinos de la zona todos impunes. Estos han solicitado ayuda al EPP. Su unidad especializada de lucha contra matones de estancieros bandidos ha respondido. Desde hace años, los campesinos paraguayos vienen siendo asesinados por los matones de los estancieros sin que nunca hayan sido castigados por la justicia burguesa (sic)”, dice el supuesto pronunciamiento del grupo.

La nota acusa luego al presidente de la ARP de entrenar en su estancia a grupos parapoliciales encargados de matar campesinos. “Tenemos conocimiento de que en todas las estancias de los ricachones vienen conformandose bandidos armados al mandó de oficiales activos de la policía. El principal centro de entrenamiento es la estancia del Pte de la ARP. Germán Ruiz y el ideólogo de estas bandas asesinas de campesinos es el fascista chileno, ganadero de la ARP Eduardo Avilés, quién el 25 de octubre del 2009 había enviado un correo electrónico a sus socios con sus propuestas para crear los Comandos Anticomunistas”, sostiene.

El chileno Eduardo Avilés había confirmado la autenticidad de un correo electrónico en que proponía la formación de grupos armados para defenderse de la ofensiva comunista que, según acusó, representaba el gobierno de Fernando Lugo.

“Ya es la hora de ponernos los pantalones largos. Hasta cuando tenemos que esperar para combatir a estos Comunistas hijos de puta, que están queriendo destruir nuestro querido Paraguay, como lo hicieron los Allendistas en Chile, desde 1.968, hasta el ll de septiembre de 1.974, o convertirnos en una Nueva Colombia”, disparaba el polémico correo

Entre las propuestas se mencionaban: “1. Juntar dinero, para poder liberar al amigo Fidel Zabala.

2-Juntar dinero para organizarnos, igual que ellos, pero en sentido contrario.( en Chile, 1.970, nos dío resultado).

3-Juntar dinero para que tengamos los AR-15, AK-47, etc. ect.

4-Perseguir, agarrar y liquidar fisicamente a todos los comunista que atentan contras nuestras vidas y pertenencias.

5-Comunicar públicamente al Gobierno del Sr. Lugo, que su fiesta comienza a terminarse, que su idilio con Chavez, Morales, Correa, Castro y otros, tiene los días contados (sic)”.

Avilés es un prófugo de la justicia al haber sido involucrado en el asesinato del general René Schneider. El homicidio fue realizado por la agrupación de ultraderecha Patria y Libertad en 1970. La intención fue crear un ambiente de caos para evitar que Salvador Allende asuma la presidencia.

El dato parece ser confirmado por el propio Avilés cuando en el punto 2 de dicho correo insta a organizar el grupo armado ya que “en Chile, 1.970 nos dío resultado (sic)”.

“En estas situaciones debemos jugarnos el todo por el todo, estar dispuestos a matar y a morir, pero nunca aflojar, o si no, seremos víctimas igual que lo fueron los Salvadoreños, lo son los Cubanos, los Colombianos, y los Bolivianos.

Por la formación del Comando anticomunista Paraguayo ( C.A.P.).

Eduardo Avilés L.”, finaliza el correo que fuera enviado a la filial San Pedro de la ARP.

La presencia de un policía activo entre los asesinados confirma que los guardias privados de las estancias cuentan con algún grado de entrenamiento policial.

Comentarios

Publicá tu comentario