Temen que bajo impuesto a la soja blanquee al sector

Campesinos y economistas señalaron que los porcentajes planteados a la soja y carne son muy bajos.

Fuente: www.baseis.org.py

Varios dirigentes campesinos y economistas dicen que no basta con el 6% y 4% de impuestos a la soja y la carne, respectivamente, como plantea el senador liberal Ramón Gómez Verlangieri en el proyecto que presentará hoy jueves. Se analiza unificar el porcentaje del impuesto a nivel Mercosur, teniendo en cuenta los criterios usados en Argentina, Brasil y Uruguay.

Soja, medio ambiente, impuestos, modelo agroexportador

Sojal. Fuente: Base Investigaciones sociales

El dirigente campesino de la Coordinadora de Productores Agrícolas-San Pedro Norte, Ernesto Benítez, dijo que un 6% a la exportación de soja y 4% a la carne es muy poquito, es simbólico. “La mayoría de la sociedad está de acuerdo con que los grandes propietarios paguen más impuestos, pero esto es muy poco. Para nosotros, como mínimo se debería pensar a partir del 10%, el 20%, el 25%, allí sí este impuesto cumpliría la función de re-distribuir la riqueza en el país”, dijo. Advirtió que con un impuesto del 6%, puede ser que se esté buscando blanquear a los sectores sojeros y ganaderos a seguir cometiendo delitos ambientales y otros, que atentan contra la vida humana. Para no hacer como se debe, pues afectaría intereses comerciales, hacen como que hacen (ome’e ke’e en guaraní).

Por su parte el economista Luis Rojas, presidente de la Sociedad de Economía Política del Paraguay-SEPPY, recalcó la importancia que tendrá para el país un impuesto a la exportación. “Es una necesidad para nuestro país, porque hay un déficit en recaudación de impuestos y hay un déficit en justicia tributaria. Este impuesto puede ayudar a que los que mayores ganancias obtienen en nuestro país, puedan aportar un poco más al Estado, y así que haya una mayor re-distribución de la riqueza”.

Al preguntarle al mismo dónde debería destinarse lo que se recaude con este impuesto en caso de aprobarse, dijo que “está bien que en parte sea un recurso para fortalecer la diversificación agrícola a través de la agricultura familiar campesina, y en parte debe servir para políticas de industrialización de las materias primas”.

“La aprobación de este proyecto va a ser muy difícil -siguió explicando- dado los antecedentes del Congreso, que legisla generalmente a favor de pequeñas minorías y no de los intereses nacionales” Como referencia, recordó que en Argentina los exportadores de granos como la soja y otros pagan en promedio 35% , mientras que en Brasil “la responsabilidad tributaria que enfrentan las empresas exportadoras es el triple de lo que se tributa acá en Paraguay”.

Tomás Zayas, dirigente campesino de la Central Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Populares-CNOCIP dijo que ellos consideran muy poco, muy simbólico el porcentaje propuesto por el legislador liberal. Recordó que ya en 2006 su organización, junto con otras y el senador Sixto Pereira, habían presentado un proyecto de ley que proponía un impuesto del 12% a la exportación de soja, pero que fue cajoneado hasta hoy. “Nos parece bien que empiece el debate -dijo- así nos da posibilidad a nosotros a recordar lo que habíamos propuesto. Vamos a plantear al Congreso que se unifiquen las dos propuestas, la nuestra y la de Gómez Verlangieri, para ver si podemos avanzar en algo. En nuestro proyecto nosotros hablábamos del 12% para ir avanzando a más”.

El dirigente altoparanaense señaló que las empresas multinacionales, las más beneficiadas con las exportaciones libres, cuando hablan de aranceles, hablan de unificar criterios a nivel Mercosur. Pero cuando se habla de impuestos, se olvidan de lo que se paga en Argentina, Brasil o Uruguay, “porque pretenden que Paraguay siga siendo un paraíso fiscal”, dijo. “Nosotros queremos usar la regla igualitaria del Mercosur y los porcentajes de los demás países”, finalizó.

Comentarios

Publicá tu comentario