Talibanes se atribuyen asesinato de hermano menor de presidente afgano

Los talibanes se atribuyeron este martes la muerte de Ahmed Wali Karzai, medio hermano del  presidente de Afganistán, Hamid Karzai, asesinado a primeras horas del día a manos de su guardaespalda, quien resultó ser un infiltrado del movimiento insurgente, informó el portavoz Qari Yusuf Ahmadi.

«Se trata de uno de nuestros mayores éxitos desde que comenzó la ofensiva (de la primavera boreal). Recientemente habíamos encargado a Sardar Mohamad que lo matase (a Ahmed Wali Karzai)», expresó a la prensa internacional  Ahmadi.

El insurgente agregó que »es una buena noticia para nosotros y para la nación que nos hayamos librado de una figura que oprimía al pueblo de Kandahar».

La muerte de Wali Karzai se produjo en su residencia de Kandahar, al sur del país, por varios disparos efectuados por el agente de seguridad, Sardar Mohamed,  con un rifle AK-47.

Un miembro de la agencia de inteligencia afgana (NDS) detalló que  Mohamad era amigo de  confianza de  Karzai.

«El visitó a Wali en su domicilio. Estaban solos en una pieza, sacó su pistola y lo mató. Los guardaespaldas entraron a la habitación y mataron a Sardar», dijo.

Por su parte, el mandatario afgano afirmó que el asesinato de su medio hermano muestra la realidad que se vive a diario en el país.

«Mi hermano pequeño, Ahmad Wali Karzai, ha sido asesinado en su casa. Pertenecemos a Alá y a él volvemos. Esta es la vida del pueblo afgano. Lo sufrimos todos y esperamos poner fin a estos sufrimientos del pueblo», manifestó el presidente desde el Palacio Presidencial.

El hermanastro de Karzai  había sufrido otros atentados en su contra, como uno armado en mayo de 2009 durante una visita a la ciudad de Jalalabad que costó la vida a uno de sus guardaespaldas, aunque él había salido ileso.

Ahmed Wali Karzai era considerado uno de los principales responsables de la proliferación del tráfico de opio en el país, y varios medios estadounidenses habían informado de que estaba implicado en casos de corrupción, algo que él negaba.

Según denunció el estadounidense diario The New York Times en el año 2009, el hermanastro del mandatario afgano estuvo desde 2001 a sueldo de la Central de Inteligencia Americana (CIA).

Su asesinato coincide con la visita a Kabul del presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien tenía previsto participar en una rueda de prensa junto a Hamid Karzai en el palacio presidencial tras detallar el calendario de retirada de las tropas francesas en el país centroasiático.

Por: Telesur

Comentarios

Publicá tu comentario