Tabacaleros pagan impuestos irrisorios al fisco

El empresariado tabacalero siempre ha sido «mimado» por los sucesivos gobiernos colorados. Se calcula que producen cada año, clandestina y legalmente, 45 billones de cigarrillos y pagan un risible 55 millones de dólares en concepto de impuestos.

Con la aprobación en Diputados del proyecto de ley “por el cual se previene y controla el tabaquismo”, que flexibiliza la Ley de Tabaco, quedó demostrada la enorme influencia que ejercen los empresarios tabacaleros en las decisiones legislativas. Sin importar que dicha ley contradiga incluso compromisos internacionales asumidos por nuestro país en materia de lucha contra el tabaquismo.

Una componenda de colorados y liberales volcó la balanza a favor del proyecto presentado por el senador colorado Julio César Velázquez. El mismo que ejerció el cargo de Ministro de Salud durante el gobierno de Nicanor. Hoy convertido en ferviente defensor de las tabacaleras cuyos productos causan aproximadamente 700 muertes al año solo en nuestro país. Se estima que para el 2030 las muertes por consumo de cigarrillos ascenderán a más de 8 millones a nivel mundial.

La sesión que debió ser un espacio de debate «responsable» sobre dicho proyecto, se convirtió como en tantas otras ocasiones en escenario de conductas circenses. Desde reparto de cigarrillos y críticas al sobrepeso.

Con o sin incentivos la propuesta fue aprobada por los diputados con algunas correcciones al proyecto original. Como la posibilidad de fumar en lugares cerrados y la disminución de los avisos que advierten sobre el riesgo del tabaco para la salud.

De esta manera los empresarios tabacaleros sumaron una nueva concesión a su fructífero negocio. Durante décadas fueron aprovechando las gentilezas de los gobiernos de turno para establecer un imperio que actualmente produce 45 billones de cigarrillos de forma legal e ilegal. Cifra más que suficiente para satisfacer la demanda interna y externa. Considerando que el 20% de los cigarrillos que se fuman en Brasil provienen del Paraguay.

En nuestro país existe más de medio centenar de compañías de esta naturaleza, en su mayoría en el este del país, en la frontera con Argentina y Brasil. Gran parte de la producción de cigarrillos desaparece en el mercado negro para ser ingresada de contrabando a esos países vecinos.

Segun datos del Ministerio de Hacienda nuestro país solo recauda 55 millones de dólares en impuestos al tabaco. En comparación con los demás países del Mercosur, Brasil produce 100 billones de cigarrillos recauda 3000 millones de dólares, Argentina recauda en impuestos 2.000 millones de dólares, y Uruguay  300 millones de dólares. Convirtiendo a nuestro país en el peor recaudador de impuestos al tabaco en la región.

Comentarios

Publicá tu comentario