Survival pide a Europa que no compre carne paraguaya

Organización denuncia tala ilegal de bosques donde viven los últimos ayoreo-totobiegosodes no contactados de parte de la firma brasileña Yaguareté Porã SA.

Miembros del grupo ayoreo-totobiegosode el día de su primer contacto en 2004. Foto: Survival.es.

La organización Survival pidió hoy a la Unión Europea que evite la importación de productos cárnicos de nuestro país hasta que cese la tala del bosque de los ayoreo-totobiegosodes del Chaco paraguayo para la extensión del territorio destinado a la ganadería.

La Comisión Europea ha recibido hoy una clara advertencia que destaca los peligros de importar carne paraguaya, parte de la cual procede de ganado criado en tierra habitada por indígenas aislados, señala un pronunciamiento publicado por la organización en su página web.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró que “los ayoreos son los últimos indígenas no contactados que hay fuera de la Amazonia en América. Viven en una cada vez más reducida isla de bosque y su último refugio está siendo destruido ilegalmente. No creemos que los consumidores europeos quieran comer carne que provenga de donde una vez se erigió el bosque de los ayoreos”.

La semana pasada la carne de Paraguay recibió el visto bueno de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, según sus siglas en inglés) después de un brote de fiebre aftosa como país libre de la enfermedad y la consiguiente habilitación para exportar nuevamente carne a la Unión Europea tras dos años de veto.

Toma satelital que muestra la deforestación ilegal (marcada con círculos) realizada por los terratenientes brasileños dentro del territorio de los totobiegosode en el Chaco paraguayo. Foto: Survival.es.

El pedido de Survival International se fundamenta en “el legítimo derecho de la tribu a sus tierras ancestrales sea respetado” ya que, según advierte, la firma ganadera brasileña, Yaguarete Porá S.A., ha sido detectada deforestando el bosque ilegalmente para producción cárnica en el norte de Paraguay, donde se sabe que habitan miembros no contactados de los ayoreo-totobiegosodes.

“Los indígenas dependen completamente del bosque para su supervivencia y cualquier contacto entre ellos y los ganaderos puede ser mortal”, advierte el pronunciamiento.

La organización también advierte que los indígenas no contactados carecen de inmunidad frente a las enfermedades traídas por los foráneos. La mayoría de los ayoreos que ya han sido contactados padecen de enfermedades crónicas, especialmente enfermedades respiratorias, y varios miembros de la comunidad han fallecido recientemente.

 Relata que los indígenas ayoreos que han sido contactados previamente han descrito el terror que sintieron cuando se vieron obligados a huir por las topadoras (excavadoras) de los ganaderos que destruyen su tierra. Ahora temen por la vida de sus parientes que se esconden en la última “isla” de bosque que queda.

Fuente: Survival.es

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.