Suecia: investigan a encargados de escoger a ganadores del Premio Nobel de la Paz

El Premio habría dejado de reflejar la última voluntad de Alfred Nobel, el empresario industrial sueco que murió en 1896.

Imagen: mrzine.monthlyreview.org.

Los empleados del Premio Nobel de la Paz se enfrentan a una investigación formal por las acusaciones de que se han alejado de los criterios de selección original del premio por la elección de los ganadores tales como el presidente Barack Obama, mientras el plazo para la nominación a los premios de 2012 cerró el miércoles.

La investigación se produce después de reiteradas denuncias del investigador de paz noruego, Fredrik Heffermehl, de que el propósito original del premio fue el de disminuir el papel del poder militar en las relaciones internacionales.

La Junta Administrativa del Condado de Estocolmo, que supervisa las fundaciones y organismos sin fines de lucro de la ciudad, ha pedido oficialmente a la Fundación Nobel que responda a las denuncias de que el premio ha dejado de reflejar la última voluntad de Nobel, el empresario industrial sueco que murió en 1896.

Si la Junta del Administración del Condado de Estocolmo, que supervisa las fundaciones en la capital de Suecia, encuentra que la voluntad del fundador del premio, Alfred Nobel no se está cumpliendo, tiene la autoridad de suspender las decisiones de adjudicación de los últimos tres años. Sin embargo, esto sería poco probable y sin precedentes, dijo Mikael Wiman , un experto jurídico que trabaja para el condado.

Para este año, la activista de derechos humanos rusa Svetlana Gannushkina, la encarcelada exprimera ministra ucraniana, Yulia Tymoshenko, y supuestos activistas de derechos humanos de Cuba, como Oswaldo Payá y Yoani Sánchez, se encuentran entre los candidatos que han sido anunciados públicamente por los que los nominaron.

¿Son campeones de la paz?

“Nobel lo llamó el premio para los campeones de la paz”, dijo Heffermehl a The Associated Press el miércoles. “Y es indiscutible que tenía en mente el movimiento por la paz, el movimiento que busca activamente un nuevo orden global… en el cual las naciones pueden con seguridad abandonar los armamentos nacionales”.

A partir de la Segunda Guerra Mundial, el comité, elegido por el parlamento noruego, ha ampliado el premio para incluir a activistas ambientalistas, humanitarios y de otro tipo.

Por ejemplo, en 2007 el premio fue al estadounidense Al Gore, activista sobre el cambio climático y la comisión de la ONU para el calentamiento global. El galardonado en 2009 fue el presidente Barack Obama por sus “esfuerzos extraordinarios” a favor de la diplomacia internacional.

¿Le parece que Obama promueve la abolición de las fuerzas armadas como herramienta de los asuntos internacionales?”, preguntó retóricamente Heffermehl.

Los criterios que asentó Nobel en su testamento en 1895 son más bien vagos. Dicen que el premio debe ser para los que “trabajan por la fraternidad entre las naciones, por la abolición o reducción de los ejércitos permanentes y la promoción de congresos por la paz”.

El secretario del Instituto Nobel, Geir Lundestad, quien no tiene voto en la elección del premiado, rechazó las críticas de Heffermehl.

“Combatir el cambio climático está estrechamente relacionado con la fraternidad entre las naciones. Incluso afecta la supervivencia de algunos estados”, dijo a la AP.

Con todo, la junta administrativa decidió que valía la pena plantear el problema a la Fundación Nobel, con sede en Estocolmo, que maneja los bienes.

“No tenemos razones para insinuar que no lo han manejado correctamente, pero queremos investigarlo”, dijo Mikael Wiman, un asesor legal del condado.

Comentarios

Publicá tu comentario