SPP repudia actuación de la justicia en un caso de difamación

Cámara de Apelaciones de Caazapá anuló absolución de César Ferreira, querellado por político colorado

El Sindicato de Periodistas expresó su preocupación por el atropello cometido contra la libertad de expresión por parte de los órganos de justicia.

Ferreira había sido querellado por difamación y calumnia por el político colorado Benjamín Adaro Monzón. El 10 de mayo pasado, la jueza Mercedes Balbuena Ortíz, había absuelto al comunicador porque el querellante no pudo demostrar que Ferreira haya sido autor responsable del delito de difamación, Ferreira leyó una información aparecida en el diario ABC Color el 17 de febrero de 2010. El 30 de agosto pasado, la Cámara de Apelaciones de Caazapá, revocó la resolución de la jueza y ordenó el inicio de un nuevo juicio.

César Ferreira acompañado de sus abogados defensores. Fotografía de Antonio Caballero

A criterio del gremio de periodistas la anulación de la absulución es arbitraria e inconstitucional, teniendo en cuenta que Ferreira no emitió calificación alguna contra Adaro Monzón. Las pruebas fueron el recorte del diario y la versión de testigos, cuyos testimonios fueron desmentidos por la grabación de los programas en donde no se escucha a Ferreira haber lesionado el honor del querellante. Cabe destacar que el propio redactor de Abc Color Antonio Caballero, se hizo responsable de la información publicada en el matutino.

El SPP calificó de aberrante la resolución del Tribunal que no tuvo en cuenta que la propia querella había admitido en el juicio que la crónica aparecida en el diario ABC Color no es obra de Ferreira, y que el querellante Adaro Monzón había dicho, por las radios La Victoria e Itakaru, que el problema no es con Ferreira sino con Nelson Vera Villar, propietario de Radio Yuty. El querellante dijo que Vera es su enemigo político desde el año 1995.

La Comisión Directiva exigirá a la Corte Suprema de Justicia confirmar la absolución del colega, ya que la resolución del Tribunal de Apelación demuestra un nuevo ejemplo de la injerencia política en el Poder Judicial. Adaro Monzón fue juez de Caazapá, por lo que tiene aún influencia en esta esfera.

Comentarios

Publicá tu comentario