SPP denuncia atentados contra la ética periodística en cobertura del caso Trotte

Directivos afirman que patrones presionaron a los periodistas para obtener la «primicia» sin importar derechos.

También se expresaron sobre los casos de censura en medios digitales a los lectores.

Afirman que medios censuraron a lectores por cuestiones de mercadotecnia, cuando se trata de criminalizar la pobreza dan vía libre.

Se violaron varios artículos constitucionales en la cobertura periodística del caso Trotte.

A través de un comunicado, la Comisión Directiva del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), afirmó hacerse eco de la preocupación de la ciudadanía con relación al abuso del derecho a la libertad de expresión y de prensa. Los directivos del Sindicato analizaron la cobertura periodística del caso que involucra a Adolfo Trotte, supuesto asesino de su esposa Sonia Vera, de esta manera el comunicado afirma: «el SPP vio la necesidad de discutir el caso no sólo desde la perspectiva ética, sino también desde el ámbito laboral y profesional».

Periodista suspendida por no conseguir la «entrevista».

Como primer punto señala que «dentro de este contexto constitucional y teniendo en cuenta la ética periodista sobre el derecho a la intimidad, señalamos que la cobertura del caso ha rebasado los límites establecidos por estas normas, cuyo objetivo es salvaguardar derechos de la ciudadanía y de la prensa».

Por otra parte, denuncia de que la mayoría de los medios presiona a los trabajadores de prensa (periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos) para buscar la “primicia” sin importar derechos de las familias involucradas en el luctuoso hecho criminal. Esta situación lesiona el principio constitucional de la libertad de conciencia.

Sobre este punto, saca a luz el caso de la periodista Carmen Ruiz, periodista de Canal 5 Paravisión, a quien quisieron suspender por no conseguir una entrevista con la madre de la joven asesinada. En este caso el Sindicato tuvo que intervenir.

Sensacionalismo.

Siguiendo el comunicado, el SPP lamenta la cobertura sensacionalista de los medios, «en especial la televisiva, ya que los canales no tienen problemas para pasar en vivo y en directo algunos hechos sin importancia convertidos en “noticiables”. En cambio, los medios no dan cobertura a cuestiones de mayor interés nacional».

Los gremialistas afirman que el pueblo tiene el derecho a la información, es decir, a recibir “información veraz, responsable y ecuánime. Sin embargo, ello no debe justificar la invasión de la esfera íntima de las familias afectadas por este hecho lamentable y repudiable».

Censura en comentarios de lectores de medios digitales.

Por otra parte, la directiva del SPP sice valorar «el hecho de que los diarios ABC Color y Última Hora hayan aplicado una censura legítima contra irresponsables que abusaban del derecho a la libertad de expresión. Gente sin identificar utilizaron los medios digitales para denostar a la familia y atentar contra la memoria de la víctima».

Sin embargo, el SPP considera que la censura impuesta por ABC Color Digital (eliminó la posibilidad de hacer comentarios) y la limitación de Última Hora no se deben a cuestiones éticas, sino a un oportunismo para realizar mercadotecnia. «Es decir, si la intención es evitar el abuso de terceros también deberían considerar esta política cuando se trata de otros temas de interés nacional».

En ese sentido afirmó que dichos medio dan “vía libre” a los lectores para realizar comentarios en contra de campesinos sin tierra, sindicalistas, trabajadores de la calle (lavacoches), jóvenes y niños en situación de calle, indígenas, etc., incentivando la criminalización de la pobreza.

También sobre el mismo tema, afirmaron que han recibido denuncias de que ciertos medios digitales eliminan comentarios que no están con las ideas e intereses políticos y económicos de los directores de medios.

Finalmente instaron a todos los periodistas a hacer respetar la libertad de conciencia, a realizar coberturas informativas que respeten la dignidad y la intimidad de las personas y «a no caer en el macabro concepto patronal, que repudiamos profundamente, de que “las primicias” o el “rating” determinan la conciencia».

Algunos artículos constitucionales que fueron pasados por alto en la cobertura del caso Trotte:

Artículo 26 de la Constitución Nacional garantiza “la libre expresión y la libertad de prensa, así como la difusión del pensamiento y de la opinión, sin censura alguna, sin más limitaciones que las dispuestas en esta Constitución…y “que no habrá delitos de prensa, sino delitos comunes cometidos por medio de la prensa”…

Artículo 28 “reconoce el derecho de las personas a recibir información veraz, responsable y ecuánime”.

Artículo 29 señala: “..Los periodistas de los medios masivos de comunicación social en cumplimiento de sus funciones, no serán obligados a actuar contra los dictados de su conciencia ni a revelar sus fuentes de información”.

Artículo 33 determina que “La intimidad personal y familiar, así como el respeto a la vida privada, son inviolables. La conducta de las personas, en tanto no afecte al orden público establecido en la ley o a los derechos de terceros, está exenta de la autoridad pública”.

Comentarios

Publicá tu comentario