Somosgay: Senadores ponen a Paraguay al nivel de las peores sociedades del mundo

Lamentan reacción homofóbica de mayoría del Senado paraguayo.

La "Besatón" se organiza desde el 2010. Foto: Mónica Omayra.

La Besatón es una actividad organizada frente al Congreso anualmente, contra la homofobia. Foto: Mónica Omayra.

La organización Somosgay repudió las declaraciones que se dieron en la sesión del senado de este jueves, donde entre otros, el colorado Carlos Núñez se declaró abiertamente homofóbico indicando que no podía tolerarlos. “No soy filósofo, pero soy macho”, dijo y además calificó de “lacra de la sociedad” a los travestis.

“El uso de la orientación sexual o identidad de género de las personas como insulto es una práctica que agrava aspectos violentos y autoritarios de nuestra sociedad, fruto de una cultura basada en preconceptos machistas”, señalaron. “Cuando esta práctica proviene de autoridades públicas, de la relevancia de un Senador de la República, resultan aún más grave, al reforzar este tipo de paradigmas para el resto de la sociedad, en un espacio en el cual debe regir el respeto del Estado a los Derechos Humanos y la cultura republicana de igualdad y respeto, consagradas en nuestra Constitución Nacional”, expresaron.

«Es urgente asumir posturas que nos permitan como sociedad reflexionar y tomar medidas que avancen en la construcción de relaciones humanas, organizativas e institucionales promotoras de una cultura paraguaya basada en la plena vigencia de los derechos humanos universales», afirmó Sergio López, Secretario General de SOMOSGAY.

La violencia, el machismo y la homofobia están conectadas, son graves problemas sociales que atentan contra el desarrollo humano, indicaron.

Lamentaron “la violencia verbal” expuesta por Núñez, secundada además por la declaración del senador oviedista José Manuel Bóbeda, quien dijo que los homosexuales no son “ciudadanos de bien”.

Somosgay también lamentó que la mayoría de la Cámara Alta se opuso a reivindicar la “no discriminación” y sancionó el proyecto de declaración que insta al gobierno en la “protección de la familia”. “Esto evidencia la baja calidad de nuestra democracia y el nivel de homofobia y violencia al que estamos expuestos como ciudadanos. El debate de un texto discriminativo que pone a Paraguay a nivel de las peores sociedades del mundo, sociedades que discriminan a su propia ciudadanía”, aseguraron.

Además de exigir disculpas públicas y reparación, SOMOSGAY exige que la resolución aprobada sea retirada y anulada. Recurrirán a todas las instancias nacionales e internacionales por considerar que atenta contra los principios democráticos y de respeto a los derechos humanos que están consagrados en la Constitución Nacional y todos los tratados firmados y ratificados por el país.

Comentarios

Publicá tu comentario