La homosexualidad no es un transtorno mental u orgánico según Sociedad médica

La SPESH se pronunció para desmintir publicaciones periodísticas y rechaza las terapias de Re-orientación sexual.

La Sociedad Paraguaya de Estudios Sobre la Sexualidad Humana (SPESH) afirma que por consenso científico mundial de psicólogos y psicólogas, psiquiatras y sexólogos y sexólogas, «la homosexualidad no es un transtorno mental u orgánico de índole alguna y ha quedado establecido desde el siglo pasado, en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (CIE – 10) y el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM –IV TR)».

La SPESH ratificó el derecho de las personas a expresar con respeto su sentir y parecer en función a cualquier conducta humana así como respecto a su personalidad e identidad.

Las posturas que sostienen que la homosexualidad es una enfermedad promueven la discriminación y la homofobia, «constituyéndose en un tipo de violencia que atenta gravemente contra los derechos sexuales y reproductivos de las personas con orientación sexual diferente a la heterosexual y también atenta contra el derecho de paraguayos y paraguayas de vivir en una sociedad sana y libre de violencia» Refiere el pronunciamiento de la SPESH.

Desde la sociedad rechazan las terapias de reorientación sexual que se aplican en nuestro país, ya que carecen de fundamentos científicos y niegan la naturaleza diversa de la sexualidad humana. La SPESH recomienda al Ministerio de Salud el retiro del registro médico y las sanciones correspondientes para aquellos que manifiesten y/o desarrollen terapias de re-orientación sexual. Dicha terapia intenta culpabilizar y condenar la orientación de las personas no heterosexuales.

Comentarios

Publicá tu comentario