Sobre la necesidad de transformar Asunción desde lo ideológico

Por Raúl Montero Bray*

Imagen: Fotociclo

Todo accionar humano, todo producto del hombre está cargado de contenido Ideológico. En este sentido, La Ciudad no es una Excepción. La ciudad es una de las grandes creaciones del hombre, Marvin Harris, eminente Antropólogo Norteamericano nos dice que la humanidad se divide en dos grandes grupos, los que Trabajan y los que Piensan, también dice que los que Trabajan son muchos más que los que Piensan, pero, la Humanidad solo ha crecido y evolucionado cada vez que los que piensan se juntan, y esto ocurre en la ciudad.

A lo largo de la Historia, la humanidad fue construyendo diversas Ideologías, pero centrémonos en las ultimas, las que han surgido del Renacimiento Italiano. En el campo Ideológico y Filosófico, el gran aporte pos medieval, el del Renacimiento Italiano, ha sido el Humanismo.

El Humanismo fue una construcción ideológica filosófica que contrasto al ser humano con la naturaleza y no ya con la idea de Dios como se hacía en la Edad Media. Al contrastarlo con la naturaleza, el ser humano sale fortalecido, pues es la criatura más desarrollada, desde el punto de vista de la inteligencia, de todas las criaturas de Dios, mientras que si lo contrastamos con la idea de Dios, termina el ser humano empequeñecido.

Esto dio una gran fortaleza al ser humano, reforzó su auto estima y potencio sus valores y espíritu creador, por eso mismo, el Renacimiento fue una etapa muy fecunda y productiva para el desarrollo del conocimiento, no solo en el campo de las ciencias sino en el de las artes también. De este nuevo paradigma surgieron los hombres universales, Leonardo, Miguel Ángel y otros más.

Este humanismo no se agotó en el Renacimiento ni murió en el Barroco, con el devenir histórico se fue convirtiendo en los grandes relatos ideológicos. Por un lado, tenemos el relato Liberal, individualista, competitivo y con un fuerte énfasis en la Libertad, libertad de comercio, libertad de expresión y pensamiento, y otras más. También surgió un Relato Comunista, comunitario, colectivista y solidario, que puso énfasis en la sociedad y no en el hombre. Por ultimo tenemos un Relato Evolutivo que plantea que el ser humano está en constante evolución, así habrá personas, sociedades y pueblos más evolucionados que otros y serán los que marquen el camino del progreso. Este relato sirvió de base para el Racismo, Fascismo y Nazismo.

Cada uno de estos relatos Ideológicos plantea una idea de ciudad. Habrá una ciudad Liberal basada fundamentalmente en clases sociales que pugnan por el control político de la ciudad, se pondrá énfasis en los negocios y la libertad de comercio será el elemento central, la ciudad será principalmente, una oportunidad de negocios. Tendremos otra ciudad más igualitaria, donde se plantea la equidad y la convivencia cooperativa como esencia del diseño y desarrollo urbano. Por último, tendremos otra ciudad donde la preocupación central será el orden, la disciplina, el gobierno centralizado y autoritario de la misma y la obsesión de los planificadores será el orden y la belleza, una ciudad Fascista llena de regulaciones.

Asunción fue históricamente una ciudad militarista y militarizada, cuya función era servir de frontera y repeler los constantes avances Bandeirantes. Paraguay tuvo una vida política marcada por dos guerras internacionales y varias asonadas y revoluciones internas, esto le dio a Asunción un carácter fascista y militarista. La mayoría de las calles de Asunción llevan nombres de batallas en las guerras o de militares destacados en las mismas.

Los 35 años de Tiranía Stronista reforzó el carácter fascista de la ciudad, las fechas emblemáticas de la ciudad se conmemoraban con paradas militares y muchos cuarteles estaban y están dentro de la ciudad. Un conocido político de la época de la Tiranía llego a afirmar que la calle era de la Policía (política), y la ciudadanía acepta mansamente esta idea. Luego, y por no poco tiempo, se estableció un toque de queda que ordenaba que, a partir de cierta hora, todos los lugares nocturnos debían cerrarse. Luego, en épocas supuestamente democráticas, un Intendente pretendió restablecer el toque de queda.

Superada la Tiranía, Asunción se volvió una ciudad neo liberal, donde priman los negocios especulativos y la lógica del poder económico sobre cualquier cosa. Quienes deciden sobre lo que sucede en Asunción son los exponentes del poder económico. Todo intento por regular la convivencia urbana desde el sector político, desde el gobierno Municipal, es absolutamente vano y estéril. Asunción se convirtió en una suerte de coto de caza de sectores económicos importantes y la calidad de vida del ciudadano poco importa.

El desafío es pues liberar Asunción de los deshonestos e inescrupulosos empresarios y de políticos autoritarios y fascistas y empoderar al ciudadano, devolverle el protagonismo y lograr que las necesidades e intereses de todos los sectores sean atendidos. La Tarea Política es lograr esta transformación.

*Es arquitecto, catedrático en la Facultad de Arquitectura de la UNA y conductor del programa radial «Palabras Cruzadas» que se emite de 15 a 16 en Radio Fe y Alegría sintonizable en el 1300 AM del dial.

Comentarios

Publicá tu comentario