Sixto Pereira alertó sobre desastre social que pudieran generar despidos masivos en empresas públicas

El Senador del Frente Guasu Sixto Pereira visitó el viernes a más de 150 trabajadores de Petropar cesados en sus funciones en la Planta Industrial de Troche, quienes con sus familiares y dirigentes sindicales se encuentran manifestándose frente a la misma.

Los trabajadores a través de su Sindicato solicitaron al Senador del Frente Guasú su intermediación ante las autoridades nacionales, tanto de Petropar como del Poder Ejecutivo para lograr la reposición en los puestos de trabajo de los compañeros despedidos y una mayor inversión del estado, en este caso a través de Petropar para que esta situación no vuelva a suceder como viene ocurriendo cíclicamente.

“El despidos de trabajadores sin tener una política de estado de generación de empleos resulta una medida populista ya que genera crisis social en numerosas familias paraguayas” sentenció el parlamentario del Frente Guasu. “Centenares de familias en la calle resultarán un desastre social que profundizará una crisis política y económica para el país” agregó.

«El despido masivo de trabajadores sumado a la expulsión de campesinos, desplazados de sus tierras por el agronegocio -manejado por un puñado de empresarios- y que vienen a engrosar los bolsones urbanos de pobreza resultarán en una bomba de tiempo» sentenció.

El Senador Pereira agregó también su preocupación hacia lo que calificó como un debilitamiento de empresas estratégicas del Estado. “Si existe una voluntad real de optimización, empresas públicas que cumplen papeles estratégicos  para el desarrollo nacional, no sólo pueden dejar de trabajar en pérdida, sino que pueden autosustentarse generando ganancias y trabajar en función de la población paraguaya”. En este sentido recordó el caso de ACEPAR, LAP y otras empresas del estado, que durante el Gobierno de Juan Carlos Wasmosy, fueron mal vendidas al mejor postor a pesar de las fuertes inversiones realizadas por el estado paraguayo en las mismas y que finalmente fueron a parar a manos privadas.

Sostuvo que el Gobierno actual debería abocarse a encontrar una solución a estos problemas volviendo rentable y atractivo este rubro, generando incentivos e iniciativas privadas de inversión en Villarrica e Iturbe para poder absorber la producción de Troche. Asimismo, indicó que Petropar debe hacerse socialmente responsable del emprendimiento, ya que numerosas familias paraguayas dependen de esto.

“Existe la sospecha fundada de que grupos políticos y empresariales con influencias en el Estado tienen intenciones reales de que empresas como Petropar, Aeropuertos o Ande funcionen de manera deficiente para así tener una justificación para la privatización, y ya estamos conscientes de los fracasos y desastrosos resultados que tuvo el proceso privatizador en otros países de la región”, acotó.  En el caso específico de Petropar alertó que hay grupos específicos que están detrás del manejo de la importación de combustibles.

Se comprometió a buscar a corto plazo con las autoridades de Petropar y del Ministerio de Industria y Comercio una salida a esta situación de cesación laboral en la Planta de Troche y en la Planta de Villa Elisa, y a mediano plazo, propiciar reuniones con los organismos encargados para estudiar propuestas viables para generar la reactivación con apoyo del Estado de ingenios privados de azúcar en Iturbe y Villarrica o de subsidios transitorios para el sector, a fin de alentar la ocupación de fuerza de trabajo en la zona y de mercado seguro para la producción cañera, y generar de esta forma condiciones para el trabajo digno de la población.

 

Comentarios

Publicá tu comentario