Sindicalistas reprimidos se exponen a imputaciones por perturbación de la paz pública

La fiscala Esmilda Álvarez anunció la apertura de una carpeta fiscal con el fin de investigar los hechos ocurridos el miércoles 26 de agosto, cuando una marcha de las centrales sindicales en solidaridad con los choferes crucificados, que fueron despedidos de la Línea 49, fue violentamente reprimida por la policía.

En un contacto con la 730 AM, Álvarez dijo que la unidad fiscal a su cargo indagaría a los sindicalistas por perturbación de la paz pública y otros hechos penales partiendo de la base de que existió un “enfrentamiento” entre los manifestantes y la policía, aunque dijo que también se tendría en cuenta la actuación de las fuerzas de seguridad, que incluso ingresaron a las carpas a reprimir a los 15 choferes crucificados, según la denuncia de los trabajadores.

Adelantó que los sindicalistas que están individualizados serán llamados a declarar y que se está en proceso de conseguir las filmaciones del lugar para esclarecer los hechos, puesto que existen versiones contradictorias sobre el origen de la represión. Según la policía, los manifestantes intentaron sobrepasar la valla de seguridad y agredieron a un funcionario del Ministerio del Trabajo que salió a recepcionar la nota dirigida al ministro Sosa.

En tanto, la Confederación de la Clase Trabajadora emitió un pronunciamiento en que señala que mientras la marcha llegaba frente a la sede del Ministerio del Trabajo, los antimotines ubicados frente a la sede, visiblemente nerviosos, tumbaron la valla que les separaba de los manifestantes y emprendieron una brutal represión que nada tuvo que ver con un enfrentamiento, como dicen las autoridades policiales y un sector de la prensa. Apuntan que existió un claro uso abusivo de la fuerza, al que califican de una flagrante violación de los derechos humanos.

Más de cuarenta manifestantes fueron atendidos en centros asistenciales por heridas con balines de goma y fracturas de costilla y clavícula a consecuencia de los golpes recibidos. Por el lado de la policía no se informó que algún antimotín haya sido herido.

Comentarios

Publicá tu comentario