Simbolismo Rastafari

Hombre rastafa

El león conquistador de Judah representa a Haile Selassie, al rey de reyes y señor de los señores, como el león es el rey de todas las bestias.

Los colores verde, amarillo y rojo componen la bandera de Etiopía, la tierra prometida. África en general, es considerada el cielo en la tierra de los Rastas.  No existe otra vida o el infierno como creen los cristianos. Los Rastas creen que Jah mandará la señal y ayudará al éxodo negro de regreso a su tierra donde todos los pueblos esclavos edificarán la edad de oro del continente africano.

El rojo representa además la iglesia triunfante la cual es la iglesia de los rastas. También simboliza la sangre de los mártires que han marcado la historia de los Rastas. El amarillo representa la riqueza de su tierra natal. El verde representa la belleza y la vegetación de Etiopia, la tierra prometida.  Algunas veces el negro se utiliza para representar el color de los africanos.

Las rastas o melenas de león

El aspecto que más identifica a los Rastas son sus «dreadlocks». La palabra «dreadlocks», deriva de «dread» que significa temible y «locks» que quiere decir cabello. Se trata de un cabello sin cortar ni peinar aunque diariamente lavado. Son la expresión más íntima de los Rastas con un modo de vida puro y espiritual. Se consideran «Nazarenos», por tanto son protagonistas de la Biblia. Son conocidos como los consagrados de Dios y por no cortarse el cabello.

Según la Biblia, los Nazarenos fueron separados de sus hermanos judíos por sus altos votos de pureza. No podían cortarse el cabello, beber alcohol, ni lidiar con ningún tipo de muerte, son estrictamente vegetarianos. Los Rastas creen que los antiguos Nazarenos tenían «dreadlocks». Los seguidores de Haile Selassie, asocian los «dreadlocks» con la directa y bíblica simbología del León de Juda. Sus cabellos simbolizan la melena del león. Aunque el uso de dreadlocks no es universal ni exclusivo del rastafarismo

La marihuana

Uno de los puntos más polémicos de la doctrina espiritual rastafari está relacionada al uso de la marihuana también conocida como ganja. Los rastafaris creen por lo general que el fumar cannabis es una ayuda a  la introspección religiosa, es decir, si fuman, será para meditar de forma profunda. Puede ser encendida sin necesidad de fumarla como aroma para Dios. Los rastas defienden su uso responsable con propósitos espirituales

Los versos que los rastafaris creen que justifican el uso de la hierba son estos: Éxodo 10:12 «…comed cada hierba de la tierra.» Génesis 3:18 «…comeréis la hierba del campo.» Proverbios 15:17 «Mejor es la cena de hierba donde hay amor, que un buey preparado con odio.» o Salmos 104:14 «El causo que el forraje creciera para el ganado, y la hierba para el servicio del hombre»

El judaísmo de igual manera sostiene que existe una relación entre la espiritualidad y el aroma de una fragancia natural, como una manera de adorar a un ser superior. Los judíos no fumaban en ceremonias religiosas realizadas en el templo de Jerusalén, sin embargo existía la figura llamada Ketorit Asamim, que consistía básicamente en ofrecer a Dios el aroma de hierbas agradables al olfato durante las ceremonias judías. El Talmud enseña cómo preparar dichas hierbas para que el vínculo hombre-Dios se concrete mediante el olor de las hierbas.

Planta de cannabis

Los rastafaris consideran que fumar ganja o marihuana forma parte de un sacramento, como la comunión católica. Es una ceremonia que ayuda a la meditación y tiene carácter sagrado por que fue encontrada creciendo junto a la tumba del Rey Salomón.  Jamás fuman para recrearse; su uso privado se contempla dentro de un Ritual para entrar en comunión con JAH. En  actos de petición o agradecimiento al señor se unen en grupos para fumar Ganga y a veces utilizan una pipa sagrada, ofrendando el humo a JAH en señal de alabanza. Cuando estas congragaciones de Hermanos y Hermanas Rastafaris duran varios días y adquieren un carácter Político-Religioso, se denominan NIABINGHI.

La iglesia etíope ortodoxa, discrepa sobre el uso de la hierba ya que lejos de acercar a Dios, puede destruir el alma. Sin embargo, los Rastafaris creen que lo único que puede atormentar su espíritu es la ingestión de sustancias impuras como el alcohol, el tabaco, la carne o la sal. Siguen una dieta vegetariana y de pescado casi crudo denominada ITAL que significa pureza.  Por lo tanto, muchos rastas son vegetarianos. Prohíben comer carne de cerdo, ya que éste es el limpiador de la tierra. El pescado es un alimento dentro del I-tal, sin embargo, no los son el cangrejo, la langosta y el camarón, porque éstos son los limpiadores del mar. Los pescados que comen deben ser pequeños, no más que doce (12) pulgadas de largo o treinta (30) Centímetros. Las preferencias al beber se inclinan con cualquier cosa que sea herbaria, por ejemplo el té.

Bibliografía rastafari

El rastafarismo tiene base teórica en dos libros considerados fundamentales para la comprensión de la misma. Ya hemos citado al Kebra Nagast (Gloria de Reyes), el cual hace un recorrido histórico por todos los emperadores etíopes desde Menelik I, según estudiosos el texto es una recopilación del año 1300 de tradiciones muy anteriores. A partir de las primeras expediciones portuguesas a Etiopía (siglos XV y XVI), el libro fue conocido en Europa, y se realizaron traducciones a las principales lenguas europeas. Se transmitía de forma oral en las culturas Rastafaris y de las Indias occidentales, el mismo fue prohibido en varias partes del Caribe.

La biblia del Hombre Negro (Holy Pibi): Es el texto más importante del rastafarismo como doctrina espiritual, compilada por Roberto Athlyi Rogers, de la isla de Antigua, entre los años de 1913 y 1917. La Holy Piby se imprimía en Newark, Nueva Jersey, de ahí era enviada a Sudáfrica donde comenzaba a gestarse las misiones rastafaris. En 1925 ingresa la Biblia del Hombre Negro a Jamaica. En dicho texto se difunde la idea que la biblia original escrita en Amárico (antiguo idioma etíope) fue modificada intencionalmente por el hombre blanco para que Dios y los profetas fueran de origen caucásico en vez de negro.

Comentarios

Publicá tu comentario