Sepultureros de la justicia y la esperanza popular

Acerca del juicio político al Presidente de la República Fernando Lugo.

Ilustración compartida por varias personas en la red social Facebook.

Por Custodio Del Prado.

Como perros de caza se han lanzado en los últimos días los miembros de la rosca mafiosa local, contra el Gobierno de Lugo y sus pocas buenas instituciones, buscando cortar de cuajo el proceso de cambios iniciado hace cuatro años.

Se sirven de la confusión, sembrando mentiras, calumniando hediondamente a quienes están comprometidos con la lucha por transformar las vetustas e injustas estructuras del Estado, y por ello buscan cortar cabezas selectivamente, empezando por las más valerosas, casos del propio mandatario y la del doctor Miguel Lovera, ejemplos el primero de constituir el mejor Presidente de la República en los últimos 70 años y, el segundo, de intentar frenar la contaminación de la tierra y el agua de la Patria, con los venenos sembrados por las transnacionales y sus lacayos locales.

El objetivo de la rabiosa movilización de los dueños de los tractores y la vida de sus empleados, a los cuales buscan arrear como manada, es únicamente el descontinuar sometiendo las instituciones y humillando a los pobres, para lo cual necesitan sepultar el renacer de las esperanzas de la mayoría de nuestro pueblo de vivir con bienestar y en democracia, esa que sin justicia social es sólo papel escrito y frases cínicas de los hipócritas discursos de la derecha política y su ejército cavernario de empresarios y sus voceros mediáticos.

Los transgresores del mandato popular tienen la desfachatez de insistir en la violación de sus deberes, que el pueblo paga en exceso para que los cumplan,  encabezando un plan de golpe de Estado maquillado, mediante un juicio político sin ninguna consulta con las organizaciones y movimientos sociales, utilizando artimañas ponzoñosas para aparentar respeto por la Constitución Nacional, como es sustituir a Lugo por su Vice.

El plan, cuya autoría hay que buscarla en el seno de alguna embajada extranjera, desde siempre con fuerte incidencia en la vida política del país, representada por la jerarquía empresarial transnacional, en particular del agronegocio, comenzó a desplegarse
con la provocación en Curuguaty, un escenario de tierra ocupada ilegalmente por el impresentable financista colorado Blas Riquelme, lo cual es un elemento indispensable a considerar en el análisis que requiere la actual coyuntura.

Los actuales aprendices de golpistas, incapaces de elaborar una estrategia exitosa en defensa de su mezquindad, no pueden dejar de inspirarse en el sangriento marzo de 1999, e intentan de nuevo colocar en el lugar legítimamente ocupado por Lugo al escuálido y obediente segundo, prologando la instalación de UNACE en el sillón de los López, sin la menor preocupación de engrosar la lista de muertos, que en Curuguaty ya dobló el número de las víctimas de la Plaza del Congreso, donde no se puede olvidar que la caverna ideológica también operó con francotiradores.

En estos momentos tan amenazantes para la paz social de la población paraguaya y sus instituciones legalmente constituidas, es deber moral de la ciudadanía más consciente y responsable, cerrar fila contra este nuevo intento de putch disfrazado, porque
lo contrario será retroceder a periodos muy dolorosos que ha vivido el Paraguay, con el agravante de que los enemigos del proceso están borrachos de rencor y revanchismo, convencidos de que el futuro del país tiene que estar dirigido por ideólogos del
gran capital especulador transnacional, miopes frente al descalabro social y económico de las grandes potencias.

El pueblo tiene la palabra y de su decisión digna y patriótica depende que el país continúe en su proceso de cambios, cuya debilidad en la aplicación está alimentando a sus enemigos, los cuales, sin embargo se caracterizan históricamente por la cobardía, lo cual aconseja una respuesta esclarecida y valiente por parte de Lugo, sus colaboradores dignos y leales y la
movilización de toda persona que quiera vivir en un país independiente y con calidad de vida.

De nuevo, deberá resurgir de la mente, los corazones y las gargantas de los paraguayos decentes, inspirados en las mejores actos de la historia nacional, el ¡NO PASARAN!

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.