Senadores postergaron nuevamente ley de trabajo doméstico

En su sesión ordinaria de este jueves, los senadores volvieron a postergar por 30 días la aprobación o rechazo de la ley de trabajo doméstico, que equipara los derechos laborales de este sector con los de los demás trabajadores.

Las trabajadoras debieron contemplar a través de los cristales otra postergación de ley que equipara sus derechos a los demás trabajadores. Foto: iguales-derechos.blogspot.com.

Las trabajadoras debieron contemplar a través de los cristales otra postergación de la ley que equipara sus derechos a los demás trabajadores. Foto: iguales-derechos.blogspot.com.

Durante el debate de la ley, los legisladores se encontraron con dictámenes contradictorios de las comisiones de Equidad de Género y Legislación, por lo que decidieron postergar nuevamente el tratamiento de la normativa para “mejor estudio”.

En el proyecto trabajado con el senador Derlis Osorio, las trabajadoras habían introducido la cláusula de que para desempeñarse en el servicio doméstico las personas deben tener un mínimo de 18 años. De esta forma, se pretendía prohibir por ley la extendida práctica del criadazgo, mediante la cual menores de edad, principalmente mujeres del campo, son llevadas a trabajar a los hogares de la ciudad a tiempo completo y sin salario, a cambio de “techo y comida”, sufriendo en muchas ocasiones todo tipo de abusos.

Sin embargo, el proyecto fue nuevamente modificado en comisiones quedando estipulado que pueden ser contratadas mujeres a partir de los 16 años.

“A muchos senadores no les importa terminar con el criadazgo. Nosotros queremos que la edad mínima sea de 18 años para que solo trabajen las madres y los niños y niñas vayan a la escuela”, dijo Marciana Santander, de la  Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP).

Santander repudió la intervención del senador del Encuentro Nacional, Eduardo Petta, quien alegó que si se otorgaba los derechos de salario mínimo a las empleadas domésticas personas como las docentes ya no podrían contratar empleadas para que cuiden a sus hijos mientras trabajan. También adujo que no existe posibilidad de control para que la ley se cumpla.

Asimismo, condenó la actitud de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del  Senado, la colorada Mirta Gusinky, y de la liberal Blanca Fonseca, quienes abogaron porque la ley solo contemple el 60% del salario mínimo para trabajadoras del sector doméstico.

El tratamiento del proyecto de ley fue postergado en sucesivas ocasiones para un supuesto estudio del “impacto económico” que generaría. La norma contempla que las trabajadoras accedan al 100% del salario mínimo legal vigente (el Código Laboral solo establece el 40% del salario mínimo en efectivo), vacaciones, seguro social, estabilidad laboral y jubilación.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.