Senadores aprueban con modificaciones el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal

La Cámara de Senadores aprobó el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal que establece nuevos delineamientos presupuestarios y fiscales. El documento pasa a Diputados para su consideración.

Fuente de Imagen: senado.gov.py

El Senado aprobó el Proyecto de Ley «De responsabilidad fiscal» presentado por los Senadores, Enrique Bacchetta, Luis Castiglioni, Mario Abdo Benítez, Carlos Amarilla, Eduardo Petta San Martín, Miguel López Perito y la Senadora Desiree Masi.

El documento establece reglas macro-fiscales para la elaboración y aprobación del Presupuesto General de la Nación, como por ejemplo, que el déficit fiscal anual de la Administración Central, incluidas las transferencias, «no será mayor que el uno coma cinco por ciento (1,5%) del Producto Interno Bruto (PIB) estimado para dicho año fiscal».

También menciona que el incremento anual del gasto corriente primario del Sector Público no podrá exceder a la tasa de inflación interanual más el cuatro por ciento (4%). «El gasto corriente primario se define como gasto corriente total excluido el pago de intereses».

Además, expresa que no se podrán incorporar incrementos salariales, excepto cuando se produzca un aumento en el salario vital mínimo y móvil vigente. «El aumento será como máximo en la misma proporción y se incorporará en el Presupuesto del siguiente Ejercicio Fiscal», expresa la normativa.

En otra parte de su articulado refiere que todo proyecto de ley que implique impacto fiscal, presupuestario, o financiero para el Estado deberá contar con un informe técnico del Ministerio de Hacienda para su tratamiento, el cual deberá ser proveído en el plazo de 15 días de solicitado por cualquiera de las Comisiones del Congreso de la Nación o cualquiera de sus Cámaras.

El proyecto de ley pasa a la Cámara de Diputados para su estudio correspondiente.

Cabe acotar que, consecuentemente, el pleno rechazó otra propuesta sobre el mismo tema denominada Proyecto de Ley «De responsabilidad y transparencia fiscal para el desarrollo sostenible», que había sido presentado por senadores de la Bancada del Frente Guasú.

Posteriormente y tras comprobar la falta del quórum reglamentario en sala de deliberaciones, el titular del Senado, Julio César Velázquez, resolvió dar por terminada la sesión

Duras críticas al proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal

Según la Sociedad de Economía Política del Paraguay (SEPPY) los puntos más preocupantes del proyecto aprobado son los siguientes:

  • Limita el incremento de los gastos corrientes al 4% (+ inflación). Esta decisión de limitar los gastos del presupuesto corresponde a una irresponsabilidad más de los administradores públicos. En Paraguay, sólo el sector salud necesita aumentar su presupuesto en al menos 100% para cumplir con la aplicación del derecho a la salud. Situación similar tenemos en la Educación, viviendas, reforma agraria, etc. El tope impuesto del 4% de crecimiento real del gasto anual significa que El Estado deja de cumplir su rol constitucional.
  • Otra de las reglas establecidas por la ley de “responsabilidad fiscal” es congelar los salarios. Es una violación a los derechos de los trabajadores, a los contratos colectivos, y es un absurdo económico: el último ajuste del salario básico es de abril 2011. El congelar los salarios tendrá un impacto directo en la demanda, y los comerciantes verán sus niveles de venta bajar. Ello, sumado al alza de los precios de la canasta básica por efectos del IVA agropecuario y otras medidas tomadas por el gobierno de Cartes, no augura ningún tipo de equilibrio económico.
  • El proyecto de ley pretender medir la salud económica con variables vinculadas al PIB, la inflación y el nivel de importación. Ni siquiera contempla el nivel de exportaciones (record este año, para soja y carne), ni el nivel de presión tributaria (otro record: uno de los niveles más bajo de todo el continente, en particular los impuestos directos), ni los niveles de desigualdad social existentes, los cuales son el mayor dato económico para medir la distribución de la riqueza.
  • Finalmente, y es el punto más importante, la mayor irresponsabilidad fiscal que se comete es la de limitar los gastos sin antes promover la búsqueda de ingresos. La responsabilidad fiscal en la gestión pública es ésta: ver las necesidades, buscar los ingresos y luego priorizar los gastos. Los ingresos y la presión tributaria en Paraguay son extremadamente bajos, y en su mayoría financiados por el IVA, el impuesto más injusto. El gobierno de Cartes cajoneó el impuesto de exportación a granos, siendo Paraguay el 4º exportador mundial, y promovió el IRAGRO que al máximo permitirá recaudar 1% de las recaudaciones tributarias, porque fue hecho por y para los grandes productores, asumiendo las posibilidades de evasión fiscal. El impuesto inmobiliario es casi inexistente, y finalmente, las grandes riquezas casi no tributan. Los gremios empresariales apoyan esta ley porque con ella no será necesario aumentar los bajos impuestos con que cuenta el Estado, conservando así sus privilegios históricos.

Fuentes: senado.gov.py/Análisis de la SEPPY

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.