Senador colorado dice que el juicio político a Lugo fue un tiro que les salió por la culata

Orlanto Fiorotto dijo que los liberales y sus aliados desprestigian a la clase política. Afirmó que con Franco quisieron «rectificar rumbo», pero «todo fue al revés». En junio de 2012 la ANR y el PLRA, junto a otras agrupaciones se unieron para impulsar un golpe parlamentario que llevó al país a una crisis internacional. Así también instaló el gobierno de Federico Franco, sumergido actualmente en escándalos de corrupción.

Orlando Fiorotto. Foto de su cuenta de Twitter.

En declaraciones a Radio Mil, el senador colorado Orlando Fiorotto aseguró que el juicio político a Fernando Lugo impulsado por el parlamento buscaba supuestamente «estabilizar el país» y darle una “oportunidad muy importante” a Federico Franco con un nuevo gabinete y con nuevos hombres, para «rectificar rumbo». “Pero finalmente el tiro salió por la culata, finalmente todo fue al revés”, aseguró, respecto los escándalos de corrupción y negociados denunciados durante el gobierno de Federico Franco. “Los liberales y los partidos políticos que tienen compromisos con este gobierno descalifican a la clase política” expresó.

Golpe parlamentario

En junio de 2012, los parlamentarios de la ANR, el PLRA, UNACE, PDP, y el PPQ impulsaron un golpe parlamentario que destituyó al presidente electo en 2008 Fernando Lugo. La ruptura democrática desató una crisis política a nivel nacional e internacional, aislando al país de bloques regionales como el Mercosur y Unasur, recibiendo incluso la descalificación de organismos de derechos humanos como el reciente llamado de atención del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, por violar el debito proceso en la realización del Juicio Político que además no aportó pruebas para comprobar los motivos de la destitución.

Uno de los principales argumentos de la destitución fue la masacre de Curuguaty, donde fallecieron 17 campesinos y policías. El mismo se produjo a raíz de un mortal desalojo gestado por las influencias políticas del ex senador colorado Blas N. Riquelme. Marina Cue, la propiedad en disputa, fue una donación de la Industrial Paraguaya al Estado paraguayo de la cual el empresario colorado quiso apropiarse. El mismo no contaba con título de propiedad, sin embargo mandó desalojar la ocupación campesina que terminó en tragedia. El diputado colorado Oscar Tuma, uno de los redactores del libelo acusatorio contra Lugo, realizó anteriormente gestiones en el Congreso junto al actual presidenciable liberal Efraín Alegre para darle una mano a Riquelme.

Ayer, Ministros de la Corte Suprema de Justicia admitieron que los Riquelme no son propietarios de la propiedad en disputa.

Comentarios

Publicá tu comentario