Seguridad con plata del pueblo ¿Para quién?

El gobierno se ha encargado de utilizar dinero público para la seguridad de un sector privilegiado.

El presidente Fernando Lugo se comprometió ante la Asociación Rural del Paraguay (ARP) a poner “el mejor de los esfuerzos contra la inseguridad”, en un discurso pronunciado en la inauguración de la Expo Norte, Concepción, realizado en el mes de setiembre del corriente año.

Para hacer posible este compromiso con el gremio de los ganaderos, el gobierno ha recurrido a varias estrategias enmarcadas en las políticas de seguridad, una de ellas tiene que ver con el equipamiento y el gasto millonario destinado a las fuerzas armadas y policías para combatir los males que afectan a la sociedad, a la delincuencia, al narcotráfico, al abigeato, invasiones de tierra, riñas callejeras, etc.

Con ayuda de los medios de comunicación masivos se ha instalado en el imaginario social que estos actos delictivos son protagonizados y emergen en los sectores empobrecidos de la población, por lo tanto la represión y el control debe focalizarse en las zonas, lugares y barrios donde residen las personas pobres que ponen en “jaque a la seguridad ciudadana y el orden establecido”.

A inicios del año 2011 el entonces Ministro de Defensa Cecilio Pérez Bordón anunciaba con gran entusiasmo que se tenía previsto para las FFAA un monto total de 40 millones de dólares que serían destinados a equipamientos, armas y construcciones.

Así podemos hacer un breve recuento de cómo el gobierno nacional se ha encargado de utilizar el dinero público para ofrecer seguridad a un sector privilegiado de la población, a inicios del año 2011 el entonces Ministro de Defensa Cecilio Pérez Bordón anunciaba con gran entusiasmo que se tenía previsto para las FFAA un monto total de 40 millones de dólares que serían destinados a equipamientos, armas y construcciones.

Las fuerzas de seguridad fueron beneficiadas con otras compras de gran envergadura que se detallan a continuación:

– Jeeps y Camionetas, vehículos frigoríficos, ambulancias todo terreno, equipos logísticos y uniformes para el bicentenario por una suma 29.017.000.000 (veintinueve mil diecisiete millones de guaraníes) para las Fuerzas Armadas (FFAA).

– Compra de cuatro helicópteros para la Agrupación Aerofluvial de la Policía Nacional por valor de 47.890.000.000 (cuarenta y siete mil ochocientos noventa millones de guaraníes).

– Radares para las Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) por un monto aproximado de 14.900.000.000 (catorce mil novecientos millones de guaraníes).

– Compras de camionetas para las Fuerzas Armadas con un gasto de 21.000.000.000 (veintiún mil millones de guaraníes).

Si hacemos una suma de éstas últimas cifras, el abultado resultado es de 112.807.000.000 (ciento doce mil ochocientos siete millones de guaraníes). Podríamos hacer una suerte de comparación con la ampliación presupuestaria que había solicitado la Secretaría de Acción Social para cubrir el pago a 95 mil familias del programa Tekopora que no alcanzaba ni la mitad de la suma en cuestión y que ni siquiera fue estudiada en la Cámara de Senadores, es decir, cero (0) prioridad para los temas sociales, mientras tanto los militares ya gozan del aumento salarial de un 40% para el año próximo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.