Según boca de urna, Bolivia tiene una Nueva Constitución

Desde Bolivia


alt textCiudadano boliviano atestigua su voto

Según los resultados de boca de urna realizados sobre las votaciones del referéndum electoral por la aprobación o el rechazo del Proyecto de Constitución Nacional Boliviana, el 61% de los sufragantes habría votado por el «Sí», mientras que el «39%» habría votado por el «No».

egún los resultados de boca de urna realizados por varios medios de comunicación bolivianos, dados a conocer después del cierre de votaciones del referéndum electoral por la aprobación o el rechazo del Proyecto de Constitución Nacional Boliviana, el 61% de los sufragantes votó por el Sí, mientras que el 39% votó por el No.

De confirmarse este resultado extraoficial en las próximas horas, la República de Bolivia tendrá una nueva Constitución que modificará sustancialmente las anteriores constituciones vigentes bajo los sucesivos poderes oligárquicos bolivianos.

Los resultados de bocas de urna, que según versiones recogidas de varios periodistas y medios de comunicación tienen muy escaso margen de errores, confirmarían los sondeos de opinión electoral que anticipaban una clara victoria del Sí sobre el No.

No obstante, el 61% posible es un porcentaje que está lejos de los optimistas pronósticos que tres meses atrás realizaban los dirigentes y militantes de Movimiento al Socialismo (MAS) y el mismo gobierno de Evo Morales. Pero aún así, daría una alta legitimidad a la Nueva Carta Magna Boliviana y al oficialismo liderado por Morales para aplicarla.

Pero tampoco se concretó el deseo de la derecha boliviana, aglutinada en PODEMOS, que esperaba una porcentaje de victoria del «Sí» por debajo del 60% para desatar una campaña de deslegitimación efectiva contra la Nueva Constitución. Más allá de que el discurso derechista insistirá en que este 61% probable está muy por debajo del 67% que Morales consiguiera en el referéndum electoral revocatorio para continuar su mandato, este porcentaje es una cifra contundente que debilitará la campaña de deslegitimación de la derecha.

La derecha boliviana amenazó en los últimos días previos a las elecciones que si el «Sí» triunfaba con un porcentaje menor al 67% obtenido por Morales en el referéndum del año pasado, no acataría la nueva Constitución. A esta amenaza, el Vicepresidente Alvaro García Linera respondió que aquellos que no cumplieran lo que dice la nueva Carta Magna «irán a la cárcel»

Comentarios

Publicá tu comentario