Secretario general del SPP: «Los propietarios de medios son los principales enemigos de la libertad de expresión»

El secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), Santiago Ortiz, nos habla en esta entrevista sobre las amenazas contra la libertad de expresión que provienen de los propietarios de los medios de prensa, que en su conjunto acaparan casi todos los rubros de la economía. De esta forma, los periodistas quedan imposibilitados de investigar los abusos y los hechos irregulares que puedan involucrar a cualquier empresario de prensa, ya que, a pesar de las disputas internas, los propietarios de medios actúan cubriéndose mutuamente ya que todos tienen “techo de vidrio”, ilustra.

Santiago Ortiz, secretario general del SPP.

Conversamos con el gremialista a propósito de los últimos hechos de contrabando que involucraron al supermercado Superseis, propiedad del empresario Antonio Vierci, cabeza de uno de los multimedios más importantes del país, el Centro Informativo Multimedios, integrado por Telefuturo, La Tele, Última Hora digital e impreso, Paraguay.com, Radio Monumental y otros.

Ortiz afirma que “los mayores enemigos de la libertad de expresión son los empresarios de los medios de comunicación”. Entre las soluciones para enfrentar esta impunidad que gozan los empresarios de prensa por su capacidad de coacción mediática, el comunicador sostiene la necesidad de que los medios alternativos puedan lograr la sustentabilidad teniendo como una de las vías posibles el reparto equitativo de la pauta oficial así como una organización gremial fuerte que respalde a los comunicadores ante la presión y el amedrentamiento patronal.

–¿Cómo observa el SPP los problemas que se plantean a la libertad de expresión cuando se trata de investigar situaciones que involucran a los propietarios de los medios, como los hechos de contrabando que salpican a AJ Vierci?

 –Siempre hemos dicho que los mayores enemigos de la libertad de expresión son los empresarios de los medios de comunicación. El que más censura es el oligopolio mediático. Y no solo censura, sino que provoca autocensura en los periodistas, que no pueden desarrollar su trabajo de manera independiente y tienen que adecuarse a lo que dictan las patronales ante el peligro de perder sus puestos de trabajo. Estos empresarios no solo tienen medios de comunicación, sino que tienen intereses en otros rubros de la economía. Esta concentración le da la capacidad de fijar agendas no solo mediáticas, sino también sociales. Incluso hacer que el gobierno responda al proyecto que ellos tienen, a sus intereses.

Esto les da una alta impunidad. Al tener la posibilidad de instalar agendas, campañas mediáticas, ellos tienen un blindaje que les permite no ser investigados. Los organismos del Estado les tienen temor al poder que tienen hoy por hoy los grandes medios de comunicación, en este caso AJ Vierci, que es uno de los más poderosos.

Supermercado Superseis de Carlos Antonio López y Colón. Foto: superseis.com.py.

–¿Cómo se puede romper este cerco?

–Hacer periodismo necesita una estructura que cuesta dinero. Lastimosamente hoy por hoy son pocos los medios que tienen capacidad de producción de información. Para los medios alternativos es cada vez más difícil sostenerse. Acá hay leyes como la ley de radios comunitarias que hace que estas no tengan cómo sostenerse porque se les cierran las vías de ingresos.  No tienen cómo subsistir ni producir su propia información. No hay capacidad de hacer investigación, etc., porque no hay recursos económicos ni tecnológicos como para montar un equipo de prensa.

Está también el tema de la pauta oficial, que está concentrada en los grandes medios, en los mismos que predominan en la agenda mediática, social y política de país. Esos anuncios oficiales deben ser redirigidos a los medios alternativos para que estos puedan existir y se garantice el pluralismo y la pluralidad de voces. Otra forma de colaborar para que el periodismo pueda crecer efectivamente, se mejore la independencia y puedan ser investigados hechos grandes, que involucren ya sea a propietarios de medios de comunicación y de los círculos económicos más poderosos, es teniendo un gremio fuerte que nos permita llevar adelante nuestras tareas con independencia y con el respaldo de saber que, si es que nosotros cumplimos con nuestro trabajo de periodistas y damos a conocer situaciones como esta de contrabando que involucra a Vierci, tendremos el respaldo de un gremio fuerte, que vamos a conservar nuestras fuentes de trabajo.

Esta sería otra forma de garantizar el ejercicio libre del periodismo. Pero por algo los empresarios se encargan tanto de atacar a la organización sindical. Justamente por eso el Grupo Vierci persigue terriblemente la existencia de bases sindicales en todas sus empresas, también en las periodísticas.  Busca debilitar la organización gremial a fin de que los compañeros y compañeras no puedan ejercer su trabajo en condiciones dignas e independientes, para tenerlos atemorizados y que no cumplan con esa labor de denunciar e informar.

–¿En qué creés que va a terminar este caso?

–En principio parece evidente que la justicia no va a sancionar y ni siquiera investigar, o al menos no va a tener la misma celeridad de otros casos. Mucho menos los demás medios, cuyos propietarios también tienen techo de vidrio y funcionan de manera corporativa. Aunque los medios tengan entre sí sus disputas internas, finalmente terminan siendo una gran corporación y sus miembros se protegen entre ellos, ya que tienen intereses similares y realizan las mismas prácticas oligopólicas de ataques a los medios alternativos, de ataque a la organización gremial de los periodistas. Esto no va a ser denunciado en los grandes medios y seguramente tampoco va a ser investigado por la justicia por la coacción que ejerce el poder mediático.

Lo importante es que haya medios alternativos que tengan la posibilidad de investigar esto, de darlo a conocer a la ciudadanía para que la ciudadanía sepa cómo actúan estos señores que se llenan la boca diciendo que son los que producen y generan riquezas en el país. Pero ni siquiera son capaces de cumplir con las leyes que ellos mismos redactaron porque la legislación de nuestro país está hecha para favorecer al empresario, para favorecer a las patronales, pero ni aun así son capaces de cumplirla en casos como este del que estamos hablando.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.