Se reactivaron conflictos de tierra en Barbero y Brítez Cue

Varios coflictos estructurales en torno a la distribución de tierras en el país quedaron por resolverse en el nuevo año, y se reavivaron ya en su primer mes.

Asamblea de pobladores y pobladoras de Barbero Cue. Fuente de Imagen: Base Is

En junio de 2012 -antes del golpe de Estado- el gobierno paraguayo consiguó que su par italiano le done las tierras del ciudadano italiano Andrés Barbero, alguna vez radicado en Paraguay. Aquellas extensiones se encuentran en el departamento de San Pedro y ocupan unas 17.343 hectáreas que deberán ser utilizadas para los fines de la Reforma Agraria según el convenio.

Las 3 mil familias campesinas radicadas en el lugar hace más de 50 años exigían la regularización de las tierras en su favor, a la par de denunciar que al menos cuatro estancias lindantes usurpan 4.520 hectáreas del total que pertenece al Estado. Para forzar una mensura judicial realizaron ocupaciones de dichas estancias durante los últimos meses de 2012.

En las últimas semanas se retiraron de las mismas, mas desde la primera semana de enero amenazaron con volver si no se concretaba la medición. Ante esto, el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra(INDERT) comunicó que el 25 de febrero arrancaría la mensura.

Las estancias que estarían invadiendo tierras estatales son La Blanca, Ycua Amamba’y, Desarrollo Agrícola del Paraguay y Robinson.

En este caso el cruce de intereses enrarece el ambiente, pues a más de los intereses estatales de Paraguay e Italia están los de campesinos, de estancieros(a través de la Asociación Rural del Paraguay-ARP ) y hasta los del del gobierno alemán, que sale en defensa de uno de los propietaros de estancia. A todo esto se agrega el inminente clima pre-electoral que se vive en el país, que define el actuar de la clase política.

Brítez Cue

Un conflicto que se arrastra desde principios del año 2012 es el de Brítez Cue, en el departamento de Canindeyú, Villa Ygatymi. Tiene como transfondo la falta de tierras a familias campesinas debido a la concentración de este elemento, como la irregularidad que rodea a las tierras estatales.

Como medida de fuerza ante la falta de lugar para vivir, unas 300 familias de la Liga Nacional de Carperos (LNC) ocupó territorios pertenecientes al pueblo aché que suman 4.600 hectáreas.

Esta situación generó un conflicto entre los campesinos y las poblaciones indígenas, que salieron a defender sus intereses y acusaron a los primeros de degradar sus árboles y bosques.

En un momento se llegó al borde de un enfrentamiento campesino-indígena por esta situación. Finalmente las familias ocupantes dejaron el lugar tras arrancar una promesa al gobierno de Franco, la de ser reubicadas en otras tierras en el departamento.

Ante el incumplimiento de lo acordado por el gobierno de facto, el pasado 29 de enero último unos 200 campesinos y campesinas volvieron a entrar al predio, generando la alarma de la comunidad indígena y la tensión por la situación.
Otros conflictos que tienen como origen estructural la injusta e irregular situación de tenencia de tierras en el país, aún no resueltos, son los de Ñacunday y la estancia Paso Kurusu de Rodríguez Texeira, en San Pedro.

Fuente: Base Is

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.