Se mantiene presa a la gente que el propio Estado mandó a ocupar un terreno público  

Se trata de la detención de doce personas del campamento campesino en Santa Teresa, Caazapa. Esta gente, en unas ochenta familias, fue enviada hasta allá por el Instituto de Desarrollo Rural (Indert) a ocupar tierras que pertenecen al Estado paraguayo. De las doce detenidas, todavía están presas cinco personas.

A cuatro kilómetros antes de llegar, los retuvieron guardias civiles de sojeros brasileros. Están hace 24 días a la vera de una calle.

Esta extensa delegación fiscal policial se encargó de detener a los labriegos.

Esta extensa delegación fiscal policial se encargó de detener a los labriegos.

Pero ayer ocurrió algo más extraordinario aún: la fiscalía llevó una comitiva policial y detuvo a doce personas, por pedido de los sojeros, la misma gente que usurpa la propiedad estatal, según los registros del Indert.

“El Poder judicial es poder que se atribuye decisiones absolutamente arbitrarias en perjuicio de otras instituciones del Estado. El Indert tiene que controlar, administrar su propio patrimonio”, interpela el dirigente campesino Belarmino Balbuena

“Los fiscales y jueces actúan sin pedir asideros legales, en el sentido de que ellos por lo menos tienen que pedir títulos…”

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.