Se impuso un clima de guerra donde “absolutamente todo vale”

-Abel Irala, qué está ocurriendo. Ya hay varias personas inocentes que son presentadas como muertas en combate por la Fuerza de Tarea Conjunta.

El gran riesgo era justamente esto. Hubo una serie de situaciones que se dieron previa a la militarización, modificación de la ley, teníamos una zona norte caracterizada por operativos militares. En determinado territorio, tiempo, en formas más agudas eran los estados de excepción: derechos ciudadanos interrumpidos, con una fuerza especial.

-Sí, claro, pero por qué se produce esta especie de “naturalización” de las muertes de personas que nada tienen que ver con los combatientes.

Bueno, entendemos que esta militarización está acompañada por medios de comunicación y actores importantes que vinculan la lucha por la tierra con una actividad delincuencial vinculada al terrorismo.

-Cómo y qué se consigue
Es, por una parte, una vinculación intencional, planificada de actividades terroristas con luchas y reivindicaciones campesinas a favor del agronegocio. A esto se ha sumado un proceso renovado, desde la era Franco ejecución de dirigentes, asesinatos selectivos.

-Y esto de hacer aparecer a muertos sin arte ni parte en “el combate” como caídos enfrentamiento
Bueno, la táctica de los falsos positivos comenzó en el 2012 con Agustín Ledesma (18 años, sordomudo, en el 2012), pero fue frenada en su momento por la movilización ciudadana.
A partir del cambio de la ley (que establece uso de las fuerzas militares cuando el Ejecutivo lo crea conveniente), el asecho a las organizaciones es contante. Estamos ante un clima de guerra donde absolutamente todo vale. La institucionalidad del Estado paraguayo queda reducida a un solo poder, el Poder Ejecutivo, gravísimo para nuestra democracia. Esta militarización fácilmente se puede extender a otros departamentos. Un problema grave.

-¿Qué lo que más te preocupa de todo esto?
El debido proceso está siendo aniquilado, borrado. Ejecutar y matar a personas sospechadas. Tienen derecho a morir, no a ser juzgadas ni ser puestas frente a la Justicia
Esa justicia se ha desmantelado, El Código Penal, la Constitución, el respeto a la vida, a la libertad, todo está en juego, es gravísimo.

-¿Cómo ves esta tendencia de que se naturalicen las muertes sin justificación?
Por lo menos hay un silencio importante de varias organizaciones que son las que deben estar constantemente. El presidente (Horacio Cartes) se comprometió a informar, pero no hay informes. Les dan atribución de manejo a su antojo. Son fuerzas militares que actúan dentro de la doctrina del enemigo interno.
-Se percibe un vacío institucional. ¿Ante qué instancias se puede acudir frente a los atropellos de la Fuerza de Tarea Conjunta?

En el caso de Kuruzu de Hierro (dos hermanos acribillados y una señora con la mandíbula destrozada y acuchillada camino a Emergencias Médicas) habíamos enviado una nota a la Fiscalía General, a la Corte, 5 de setiembre. No hay respuestas. ¿Quién mató a esas personas?, qué es la Fuerza Tarea Conjunta. ¿Quién ordena, quien es responsable, ¿el fiscal?, ¿el jefe de la fuerza militar?

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.