Se fue el gran maestro Papi Díaz Bordenave

La partida de Juan Díaz Bordenave ocurrió en la madrugada de hoy, jueves, en Río de Janeiro, Brasil. Renombrado comunicólogo, intelectual comprometido, escritor de más de 30 libros, uno de los fundadores del periódico E’a, Papi fue, ante todo, un ser humano lúcido.

Papi dando un curso para una organización social en el Chaco, hace poco. Fuente: comunichaco.blogspot.com

Aníbal Orué Pozzo, comunicador y amigo de Bordenave, informó esta mañana el deceso de quien en vida fuera uno de los más proficuos intelectuales latinoamericanos de la comunicación.

“Regresó a Brasil después de dos semanas. Estuvo internado en el Sanatorio Adventista dos semanas. Se le trasladó a Río de Janeiro y fue a estar con su familia porque estaba solo aquí. Se le hizo una gran despedida en Asunción”, informó Orue Pozzo.

Papi Díaz vivió los últimos 10 años de su vida en el país. Había vivido durante décadas en el Brasil,  donde desarrolló gran parte de su prolífica labor, lugar donde viven su esposa e hijos.

Papi había dicho haber vuelto al Paraguay “…para apoyar el cambio”. Consecuente con esta idea, militó sin descanso en apoyo de las organizaciones sociales, urbanas y campesinas del país con fecundas actividades e ideas. Participó activamente en política, apoyando la candidatura presidencial de Fernando Lugo en 2008. Disertó en incontables conferencias, seminarios, paneles y talleres sobre comunicación para las organizaciones sociales e instituciones educativas, privadas y públicas. Fundó con una decena de personas la Cooperativa de Trabajo Atycom, propietaria del periódico E’a.

Bordenave era ingeniero agrónomo, pero en 1966 se recibió en Michigan, EE.UU, como el primer doctor en Comunicación de América Latina. A partir de aquí comenzó su vital labor intelectual en comunicación.

Papi padeció una breve enfermedad, razón por la cual sus familiares lo llevaron al Brasil,  Río de Janeiro, alrededor de diez días atrás, ciudad donde falleció esta madrugada, a los 86 años.

El sentido homenaje de los miembros del periódico E’a al maestro Papi.

Comentarios

Publicá tu comentario