Se denunciaron más 500 nuevos casos de violencia machista

Las organizaciones integrantes de la COCIP y la OLT se concentraron esta mañana en el local del Partido Revolucionario Febrerista (PRF) ante las inclemencias climáticas. En La Casa del Pueblo reclamaron el fin de la violencia hacia las mujeres y la violencia ejercida por el propio Estado. La actividad se desarrollo en el marco de la jornada mundial de lucha contra la violencia hacia las mujeres. Se había previsto realizar un mitin recorriendo en protesta varias instituciones públicas, pero por las inclemencias del tiempo la jornada se centró en el local del PRF.

500 casos de violencia machista

Según informaron, fuentes oficiales en nuestro país, y hasta el mes de agosto pasado, hablan de más de 500 nuevos casos de violencia machista. En el año 2013, 20 mujeres en Paraguay fueron asesinadas por sus parejas (al menos 23 en lo que va del 2014), “sin embargo, el feminicidio continúa sin ser tipificado en la legislación nacional”, reclaman. El 20% de los embarazos en nuestro país corresponden a adolescentes de entre 11 a 19 años “y, aún así, la educación sexual y reproductiva sigue siendo materia ausente en las políticas públicas”, dicen.

Indican que Paraguay figura entre los 10 países con mayor índice de violencia doméstica en América Latina, estimándose que el 20% de las paraguayas han sufrido algún tipo de violencia alguna vez en su vida, en tanto que el mismo porcentaje de mujeres indígenas han padecido violencia física o sexual por parte de sus parejas.

Aseguran que “de las diferentes formas de violencia que se ejercen sobre las mujeres, las estructurales son de las más graves porque es el Estado mismo el que atenta contra los derechos de las mujeres, en vez de protegerlos, promoverlos y crear mecanismos de garantía y de cumplimiento”. En tal sentido señalan que por esa ausencia y desinterés del Estado paraguayo, se multiplicaron en estos últimos tiempos los casos de criminalización y represión contra la lucha de las mujeres en los sectores populares, acompañados de gran impunidad y, sobre todo, complicidad de las autoridades que deberían intervenir en razón de justicia.

Estas estadísticas reflejan “la realidad del machismo y el patriarcado”, expresaron.

Exigencias

Ante estos datos, las organizaciones exigen al Estado dar curso y atención a las denuncias presentadas por las organizaciones que hacen referencia a casos de fumigaciones en comunidades rurales y que afectan de manera particular la vida y la salud de las mujeres.

Demandan también la actuación inmediata en caso de asesinatos contra mujeres en manos de sus parejas que no son investigados debidamente a fin de esclarecerlos y hacer justicia. “De continuar esta tendencia, las estadísticas irán en aumento debido a la impunidad y el desinterés por parte de las entidades fiscales, policiales y todas aquellas que deben garantizar la seguridad de las personas”. Reclamamos además la desestimación de los casos de mujeres imputadas en el marco de la lucha por la tierra o por defender su comunidad y su hábitat ante las fumigaciones con agrotóxicos.

Piden garantizar la continuidad del programa de Atención Primaria a la Salud (APS), proveer medicamentos y kit de partos en forma gratuita en hospitales y centros de salud comunitarios y promover con fuerte impulso los programas de salud preventiva.

Exigen también fortalecer el Programa de Producción de Alimentos (PPA) en el marco de la agricultura campesina e indígena, teniendo como protagonistas a las mujeres agricultoras. Aseguran que para las mujeres organizadas, las políticas del Estado, en cuanto a producción de alimentos en base al acaparamiento por parte de las transnacionales y la ganadería extensiva, “son una forma de violencia estructural explícita al expulsar a las comunidades de sus territorios, al privatizar las semillas y tierras y, sobre todo, al contar con el aval del Gobierno de turno, en beneficio de las corporaciones del agronegocio y empresas extranjeras”.

El pronunciamiento fue firmado por la COCIP (Organización de Mujeres Rurales e Indígenas CONAMURI, Organización Nacional Campesina ONAC, Coordinadora de Trabajadores Campesinos y Urbanos CTCU, Mesa de Articulación Indígena del Paraguay MAIPy, Central Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Populares CNOCIP y Organización Campesina Cultiva); y la Organización de Lucha por la Tierra (OLT).

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.