¿Se aliará la izquierda a los “golpistas”?

La izquierda se encuentra en su mayor encrucijada. Presentarse en las elecciones en forma independiente o aliarse nuevamente a los liberales es su mayor reto.

 

Fuente: nanduti.com.py

Si no se alía a los liberales “golpistas” permitirá el triunfo de los otros “golpistas”, los colorados. ¿Son iguales los liberales a los colorados? Esta no debería ser la discusión. El asunto es ¿Cuál es el mejor escenario para la izquierda en el 2013-2018?, ¿Un escenario con un gobierno colorado o con un gobierno liberal?

A la izquierda le quedan tres opciones electorales:

1) Presentarse dividida (FG por su lado y Avanza País por el suyo) con candidaturas propias es la peor opción porque generará la dispersión del voto de sectores de la propia izquierda y de grupos independientes, impidiendo el acceso a mayores escaños parlamentarios.

2)      Unida (FG y Avanza País) es probablemente la mejor opción porque capitalizará el voto del campo popular y posibilitará la incorporación de varios legisladores, pero se tendrá al partido colorado fortalecido en el poder.

3)      Aliada al PLRA es la opción más compleja, pero es seguramente la que más posibilidades ofrece de una mayor acumulación de fuerzas.

¿Cuál es el problema para la izquierda si gana el Partido Colorado? Una cosa es el PLRA en el poder y otra cosa muy distinta es el Partido Colorado en el poder. La cuestión es muy sencilla, la ANR, a diferencia del PLRA, tiene una amplia base social que le permitirá construir fácilmente un consenso autoritario. La historia así lo demuestra: la revolución del 47 fue derrotada gracias a la adhesión de los colorados pynandi. Stroessner no se hubiera mantenido tantos años en el poder si no contaba con esa base social de apoyo. La misma construcción del sistema de partido único (1947-2008) se debió a este factor.

El Partido Liberal nunca podrá construir el mismo consenso autoritario que el Partido Colorado, por lo tanto, para la izquierda (y el campo popular) un escenario con el liberalismo en el poder siempre va a ser más favorable. Por algo, el PLRA tuvo que aliarse a Lugo en el 2008 para ganar las elecciones.

Las cartas están echadas, y el momento exige mucha madurez y serenidad. Está en manos de la izquierda decidir su futuro y el futuro del país. Si los colorados ganan las elecciones significará unas cuantas décadas de coloradismo en el poder. Si son los liberales los triunfadores, las posibilidades serán más favorables para la construcción de un proyecto de izquierda.

Liberales y colorados son adversarios, pero distintos. El partido Liberal es el enemigo secundario. Lenin decía: “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, y quizás el padre de la dialéctica está indicando el camino en este sinuoso sendero hacía el 2013. Además de madurez, los tiempos exigen un poco de dialéctica, rubro no muy habitual en nuestros partidos de izquierda.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.