Samaniego no dio la cara, pero mandó a su barra

Este martes la Cobañados organizó un debate en el local del Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (Cipae) al que fueron invitados todos los candidatos a la intendencia de Asunción para exponer sus planes con respecto a la población bañadense, pero al que no asistió el colorado Arnaldo Samaniego, quien alegó otros compromisos asumidos con anterioridad.

Sin embargo, una turba de hurreros colorados sí apareció e incidentó todo el encuentro, atacando e insultando a los demás candidatos e interrumpiendo con abucheos las intervenciones que criticaban la gestión de Samaniego así como su ausencia en el encuentro. En las sucesivas intervenciones se dedicaron a resaltar los supuestos logros de Samaniego y a insistir en que “no hay que cortar el proceso”.

“Arnaldo sí, otro no”, “Sí al rekutu”, fueron algunas de las consignas de los seguidores del candidato oficialista, quienes al finalizar el encuentro intentaron provocar a los demás asistentes con desafíos como “les avasallamos en su propia casa”.

Al iniciar el encuentro, María García, de la Cobañados, expuso algunos de los planes y propuestas de la población bañadense como la defensa costera para solucionar de manera definitiva el problema de las inundaciones, la titulación de las tierras, el derecho a la ciudad, a la salud y a la educación.

En el momento de la exposición de los candidatos, Mario Ferreiro, de Juntos Podemos, prometió apertura a todos los sectores y se remitió a un artículo del sacerdote José Luis Caravias para reseñar algunos aspectos históricos y estadísticos sobre el origen de las poblaciones ribereñas así como las inundaciones periódicas que sufren. Hizo referencia al problema de la insalubridad en que vive la población y abogó por una integración de la ribera con el resto de la ciudad.

Por su parte, el arquitecto Ricardo Meyer, de la Plataforma Ciudadana, resaltó la importancia de la ciudad como un lugar de intercambio y encuentro. Reivindicó la defensa costera como una solución de raíz al problema de las inundaciones, con la canalización de los cursos y el bombeo de las aguas, para lo cual dijo que existen los recursos suficientes, además de ser una solución más efectiva y económica que el relleno que se realiza actualmente como complemento de la avenida Costanera.

En la ronda de participación del público, algunos de los principales puntos coincidentes fue el pedido de que los bañadenses sean consultados para la realización de los planes que los afectan así como la incertidumbre sobre qué se hará con la gente que vive en las zonas de influencia de las obras. Ambos candidatos prometieron que la gente no será expulsada de sus tierras y los seguidores de Samaniego calificaron de “malagradecidos” a las personas que expusieron sobre las precariedades en que se encuentran los damnificados instalados en los refugios y que tuvieron que abandonar sus casas ante las inundaciones.

Comentarios

Publicá tu comentario