«Salgo por la puerta grande: el corazón de todos los ciudadanos»

Fernando Lugo dirigió sus últimas palabras al país antes de abandonar el Palacio de Gobierno. A continuación, su discurso íntegro.

Fernando Lugo en su discurso tras la destitución. Imagen: cmhw.icrt.cu.

No es Fernando Lugo el que recibe un golpe. Hoy no es Fernando Lugo el que es destituido. Es la historia paraguaya, su democracia, la que ha sido herida profundamente, la que ha sido transgredida de todos los principios de la defensa de manera cobarde, alevosa; y espero que sus ejecutores  tengan presente la gravedad de sus hechos.

No obstante, como siempre he actuado en el marco de la ley, aunque ésta haya sido torcida por una frágil rama en el viento, me someto a la decisión del Congreso y estoy dispuesto a responder a mis actos como exmandatario nacional.

A los conciudadanos y conciudadanas que no se les niegue el derecho de manifestar su opinión, guiado profundo y amado, a que cualquier manifestación sea con aristas pacíficas.

Que la sangre de los justos no se derrame nunca más por causa de intereses mezquinos en el país.

Casi cuatro años de ejercer la presidencia, hoy me despido como presidente de la Republica, pero como ciudadano paraguayo, y he de servir a esta nación ahí donde me necesiten como había jurado.

Fernando Lugo no responde a clases políticas, ni a la mafia ni al narcotráfico. Este ciudadano respondió y seguirá respondiendo al llamado de los compatriotas, los más humildes y excluidos. Y los que gozando del buen vivir y la abundancia  saben que tenemos un deber con la patria y con nuestra historia.

Después de casi cuatro años este ciudadano paraguayo quiere agradecer profundamente a todos los paraguayos y paraguayas que pusieron su hombro, su tiempo,  su valer, para consolidar esta democracia y este buen vivir en el país. En primer lugar a los compañeros y compañeras de este gobierno. No quiero olvidar a las fuerzas militares, al comandante, oficiales, a la fuerza pública, a todos los movimientos sociales, campesinos, indígenas, hombres y mujeres, los que sostuvieron y seguirán sosteniendo este país.

No quiero dejar de agradecer y lo digo sinceramente a los compañeros de la prensa, independientemente de compartir ideas,  proyectos, en consolidar la democracia de la historia paraguaya.

Esta noche salgo por la puerta más grande de la patria (aplausos),  por la puerta del corazón de mis compatriotas.

A los compañeros, compañeras, ciudadanos, ciudadanas, que hoy están en plazas, en caminos, en los asentamientos, en las campiñas, en la ciudad, en los sindicatos, a los paraguayos y paraguayas de buen corazón que sueñan con un Paraguay diferente simplemente les digo que siempre pueden seguir contando con Fernando Lugo.

Muchas gracias a todos y todas por su  constante apoyo. Y mucha fuerza, mucha fuerza, mucha fuerza. ¡Viva el Paraguay!

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.