Sacerdotes católicos de Itapúa: «hemos retrocedido a los más nefastos tiempos de la dictadura»

Un grupo de 12 curas de Yatytay, departamento de Itapúa, firmaron un comunicado en el que rechazaban categóricamente el golpe de Estado parlamentario. Calificaron al juicio político como perverso y que con él se pisotearon derechos humanos básicos, “retrocediendo así a los más nefastos tiempos de la dictadura”

Ilustración: ordenseglardominica.blogspot.com.

El cura Aurelio Martínez estuvo hoy con Leo Rubín, a través de Radio Ñandutí. Dijo que mantiene obediencia y respeto a sus superiores pero no le queda más remedio que repetir el clamor del pueblo. “Hablo como un pastor de la Iglesia”.

Para Martínez, que se definió como sacerdote campesino, los politiqueros que hicieron el golpe de Estado no tienen relación con los intereses del pueblo paraguayo, que hace tiempo despertó. “Los campesinos no estamos de acuerdo y lo vamos a ir demostrando”, aseguró.

Remarcó que con el golpe pierde el pueblo, “los más pobres. Hay un 5% de capitalistas burgueses corruptos que ganan. El resto se queda sin gobierno”. Explicó que decidieron pronunciarse luego de una reunión que tuvieron en la zona norte de Itapúa.

“Hemos analizado la preocupación de parte de la Iglesia. No quiero hablar de mis superiores, pero como sacerdotes que conocemos al pueblo campesino, esta situación nos obliga a pronunciarnos a través de un comunicado. Por lo tanto, declaramos que estamos con el pueblo, pues lo que pasó fue injusto e ilegal. Los 12 sacerdotes nos hacemos responsables del comunicado y no incluimos a nuestros superiores”, refirió el pastor católico.

Manifestó que, lastimosamente el Vaticano fue el primero en reconocer al gobierno golpista. “La Iglesia no puede apañar la injusticia. Estamos llamando  a acompañar la verdad. Lo que pasó en Paraguay es una injusticia. Y no estamos formados para apañar la injusticia y la mentira. Estamos llamados defender la verdad, por eso sacamos este comunicado”.

Comentarios

Publicá tu comentario