Rubén Villalba, el dirigente con más días de huelga de hambre durante “la democracia”

Ya no pudo más. Una parálisis parcial de rostro, torso y brazos y un desvanecimiento obligaron a Rubén Villalba a levantar su última huelga de hambre. El rigor de las dos huelgas anteriores (53 días en el 2013 y 58 días en el 2014) le pasó factura, pero es probable que el ánimo se le haya disminuido sobremanera al saber que la Corte Suprema de Justicia rechazó el habeas corpus reparador. Es que lleva más de dos años de prisión preventiva por posibles condenas que no pasan un mínimo de seis meses de prisión. La Constitución establece que esto es ilegal. Lo mismo declara la ministra de la Corte Alicia Pucheta. Pero los demás ministros, Sindulfo Blanco y Luis María Benítez Riera, no.
Por el caso de la masacre del 12 de junio del 2012, él, luego de 58 días de huelga con sus demás compañeros, había conseguido el arresto domiciliario. Pero antes de pisar Curuguaty lo devolvieron a Tacumbu por un caso de resistencia al desalojo en la comunidad de Pindo, Yasy Cañy, en el 2009.
Su primera huelga de hambre fue en solidaridad con las mujeres, adolescentes y embarazadas, que encontraban en la prisión de Oviedo, acusadas también de aquella masacre.
El sábado, Rubén no pudo dormir a causa de dolores de cabeza y de pecho. Ya se lo sentía muy débil, no comenta Fabricio Arnella, que lo asiste permanentemente.
Acción de inconstitucionalidad
La defensa de Rubén Villalba analiza la posibilidad de presentar una acción de inconstitucionalidad contra el rechazo del habeas corpus reparador.
“Y bueno, veremos qué pasa”, nos comenta el abogado Gustavo Noguera, para quien la prisión de Villalba ya “nada tiene que ver con lo jurídico”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.