Rubén Villalba lleva más tiempo en prisión que la condena mínima

La causa por la cual que se lo mantiene en prisión estipula una pena mínima de seis meses. La Constitución Nacional, en su artículo 19, señala que la prisión preventiva “en ningún caso se prolongará por un tiempo mayor al de la pena mínima establecida para igual delito”. Rubén Villalba acaba de comenzar su tercera huelga en la cárcel de Tacumbu. La primera la realizó en reclamo de la libertad de las mujeres embarazadas y adolescentes que estaban en la prisión. La segunda por el arresto domiciliario de él y sus demás compañeros. El ha quedado purgando solo en Tacumbu, aun habiendo obtenido, junto con los demás, el arresto domiciliario por el caso de Curuguaty: aquella masacre del 15 de junio de 2012.
Antes de pisar Curuguaty se lo devolvió a la cárcel al revolverse otros casos ya casi abandonados por la fiscalía. Uno de ellos, el caso Pindo, refiere a la resistencia de esta comunidad de Yasy Kañy a la plantación de soja transgénica. Según la acusación fiscal, en uno de los intentos de desalojo de los campesinos (2010), habrían quedado privados momentáneamente de su libertad un asistente fiscal y un policía que encabezaron el escuadrón de cascos azules.
La expectativa de pena no supera los cinco años y la mínima no sobrepasa los seis meses, de acuerdo con las consultas realizadas.
De ahí deviene “inconstitucional” el mantenimiento de la prisión preventiva, alega el abogado defensor Gustavo Noguera.
En la Corte Suprema de Justicia radica un pedido de habeas corpus reparador. Este es el medio que vio la defensa como el más apto para reparar “la manifiesta ilegalidad” en mantener a Villalba en Tacumbu.
La carta de Villalba
La carta de la declaración de huelga de Rubén Villalba sostiene cuanto sigue: “Hace más de dos años estoy preso injustamente, hace 7 meses tenía que estar en mi casa, en prisión domiciliaria, pero los jueces y fiscales corruptos inventaron otras razones para tenerme todavía preso. El 18 de setiembre pasado mis abogados y compañeros fueron a la Corte a presentar un Hábeas Corpus para que se cumpla la orden de prisión domiciliaria. La Corte tenía 2 días para responder, ya pasaron 13 días sin respuesta. 7 meses de prisión totalmente ilegal. Dos años de prisión injusta soportando prisión por un proceso ilegal en el caso Curuguaty que todo el mundo sabe es ilegal y un montaje para no contar la verdad sobre lo que paso en Marina Kue”, relata Villalba.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.