RSF: Ningún progreso en libertad de expresión en Paraguay

Concentración de medios sigue siendo una de las principales violaciones a la libertad de expresión en nuestro país, según informe de Reporteros sin Fronteras (RSF).

La organización francesa Reporteros sin Fronteras (RSF) volvió a ubicar a Paraguay en la línea roja entre las naciones con menos libertad de expresión en el mundo entre 180 países analizados. Si bien mejoró un puesto, ubicándose en el lugar 110 respecto al puesto 111 que ocupó en el 2016, se mantiene en la categoría de los países que no han registrado progresos y viven una “situación dificultosa”.

En la “Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017”, RSF alerta que en Paraguay los periodistas y las radios comunitarias siguen siendo objeto de ataques físicos y violencia de parte del crimen organizado y agentes del Estado, que actúan instigados por el ambiente de total impunidad. Añade que las regiones fronterizas con el Brasil y la Argentina son particularmente peligrosas para los periodistas que trabajan en la cobertura de las actividades del narcotráfico y la corrupción estatal.

Respecto a su informe del 2016, reitera que una de las principales violaciones a la libertad de expresión es la extrema concentración en la propiedad de los medios en pocas manos y los obstáculos impuestos a las radios comunitarias, que deben luchar para sobrevivir ante leyes restrictivas y la prohibición de realizar publicidad sin fines de lucro para sustentarse.

La clasificación incluye un análisis titulado “El periodismo debilitado por la erosión democrática” que alerta sobre los retrocesos en las garantías para el ejercicio del periodismo incluso en las democracias más consolidadas, como los Estados Unidos, que cayó dos puestos ubicándose en el lugar 43. La organización atribuye esta caída a la obsesión por la vigilancia y las violaciones al derecho a la confidencialidad de las fuentes.

En este sentido menciona que la llegada al poder de Donald Trump en EEUU y la campaña del Brexit en el Reino Unido, que cayó dos lugares hasta el puesto 40, estuvieron acompañadas de discursos violentos, campañas de descrédito contra la prensa y difusión de informaciones falsas. Respecto a su propio país, Francia, RSF lo ubica en el puesto 39, mejorando 6 puntos con relación a 2016. Señala que si bien los medios de prensa son libres, existe un gran problema de concentración de medios, cuyos propietarios están más interesados en sus negocios que en el periodismo.

Los cinco países con mejores niveles de libertad de expresión según RSF son Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca y Países Bajos. En tanto, los cinco países en “situación muy grave” son Corea del Norte (puesto 180), Eritrea, Turkmenistán, Siria y China.

Con relación a nuestros países vecinos, Argentina mejoró cuatro puestos (50) a raíz de una mayor “calma” en la guerra entre los medios y el gobierno con la salida de Cristina Fernández de Kircher en el poder. Sin embargo, como punto negativo de la administración de Mauricio Macri cita los retrocesos en los procesos de pluralización de distribución de frecuencias en el marco de la Ley de Medios. Brasil mejoró un puesto y se ubica en el lugar 103. Los principales problemas que registra son la extrema concentración de medios en manos de grandes empresas familiares vinculados con políticos así como los ataques y muertes en las manifestaciones. En tanto, Bolivia cayó 10 lugares hasta el puesto 107. Según la organización, el gobierno a manera de represalia retira la publicidad estatal a los medios críticos, lo cual provoca autocensura, a lo que se añaden los arrestos arbitrarios y la impunidad en los ataques contra periodistas.

“La libertad de prensa nunca había estado tan amenazada. De hecho, el índice global nunca había sido tan elevado (3872). En cinco años el índice de referencia empleado por RSF ha registrado un deterioro de 14%. En 2016 la situación se agravó en cerca de dos tercios (62,2%) de los países incluidos en la lista*, mientras que el número de Estados en los que la situación de los medios de comunicación se considera ‘buena’ o ‘muy buena’ disminuyó 2,3%”, advierte el informe.

 

Comentarios

Publicá tu comentario